Inauguró la nueva sede del Tribunal Oral en lo Criminal 2, frente al monumento

Justicia 14 de septiembre de 2018
Bajo un distendido clima y excelente camaradería, jueces, fiscales, empleados e importantes visitas del orden nacional participaron del evento. Hubo de todo, incluso un camarista que cocinó en un horno de barro empanadas para los invitados.
Tribunal federal Oral en lo Criminal 2

Lejos de la sala de audiencias, por la cual pasaron solo para la foto, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 de Salta concentraron lo mejor del acto de inauguración en el patio posterior del edificio, ubicado sobre la avenida Francisco de Gurruchaga 297, esquina paseo Güemes.

La casa, ubicada a los pies del Monumentos al General Martín Miguel de Güemes, en una zona selecta de la ciudad, fue escenario de un encuentro muy ameno, pocas veces visto entre los integrantes de la justicia federal, al menos, en su lugar de trabajo, según dio a conocer el sitio lavozdesalta.com.ar.

Fleming1


Visitas y anfitriones

La ceremonia contó con importantes visitantes, entre ellos el Presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Pidecasas; los consejeros Jorge Daniel Candis y Juan Bautista Mahiques; el administrador del Poder Judicial de la Nación, Agustín Cinto y el Secretario General de la UEJN, Julio Piumato.

Del orden local, en tanto, estuvieron presentes numerosos jueces, tanto del Tribunal Oral 1, la Cámara Federal de Apelaciones y los juzgados, como así también fiscales federales, algunos magistrados ya jubilados, como Wenceslao Cardozo, de Jujuy, representantes de distintas fuerzas de seguridad y empleados.

Los anfitriones, los jueces Domingo Batule, Gabriela Catalano y Abel Fleming, estuvieron atentos a todos los detalles, tanto antes como después del breve acto de inauguración del edificio, el cual cuenta con una amplia sala de audiencias, dos plantas y varias oficinas.

La habilitación de este edificio llega a prácticamente diez años de que el Consejo de la Magistratura de la Nación, bajo la resolución Nº 471 del año 2008, solicitara el 4 de septiembre de ese mismo año al Congreso de la Nación la creación del un segundo tribunal oral federal para Salta.

Si bien, el tribunal comenzó a funcionar a fines de diciembre del año 2016, después de una acordada del Poder Judicial de la Nación, del 14 de diciembre de 2016, luego de la jura de los tres integrantes del tribunal, el 22 de diciembre de ese año en la ciudad judicial, cuando Renato Rabbi Bladi Cabanillas le tomó juramento a los tres magistrados.

Creación

Claro que la creación de este segundo tribunal surgió de un pedido formal realizado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de esta ciudad, girado al Consejo de la Magistratura de la Nación, órgano que, bajo la presidencia de Mariano Candioti, analizó el planteo y le dio curso.

Básicamente, los consejeros resolvieron avalar el pedido de creación de un segundo tribunal en vista del elevado incremento de expedientes que llegaban a juicio en la justicia federal de Salta, promedio que desde 2006 había ascendido a más de 300.

Este número superaba ampliamente el promedio establecido por el Consejo de la Magistratura, de 170. Por este mismo motivo, el Congreso de la Nación también avaló y dio curso al pedido, el que después de un largo proceso de selección de jueces, decantó en la designación de los tres magistrados del tribunal por parte del Poder Ejecutivo de la Nación.

Tras la jura de los jueces, el tribunal se puso en marcha y ello trajo varios inconvenientes al ya más antiguo edificio de calles Deán Funes y España, donde las oficinas, salas, baños y otras comodidades cada vez son más escasas.

Esto, por supuesto, es conocido por todos los jueces y fiscales desde hace ya algunos años, por lo que la Cámara Federal de Apelaciones, en su función de Intendencia, dio curso a las gestiones por el alquiler de un inmueble para el nuevo tribunal.

El pedido se tramitó, se llamó la licitación y a mediados de 2017 ya había dos posibles locaciones, pero no había fondos. Se calculaba un alquiler por 36 meses, para lo cual se estimó una partida de dinero de alrededor de 8.300.000 pesos.

Más tarde, en octubre de ese mismo año, se definió el alquiler de la casona de avenida Gurruchaga 297, operación que finalmente se concretó a inicio de este año, aunque para comenzar a utilizarlo fue necesario realizar algunos acondicionamientos necesarios.

El viernes, después de este largo proceso, el tribunal pudo abrir oficialmente las puertas de su nueva sede, en la cual seguirán con su tarea de impartir justicia respecto a los delitos de orden federal, entre ellos los cometidos por el narcotráfico.

Te puede interesar