Médico dejó sin riñones a nene boliviano con cáncer por error

Medios 13 de septiembre de 2018
Le extirpó primero el riñón sano y luego tuvo que retirar el que tenía un tumor cancerígeno.
_MG_1103

El caso de un nene boliviano que quedó sin riñones por un supuesto error médico desató tanto la solidaridad con el pequeño y su familia, de escasos recursos, como la indignación al conocerse que el médico ya fue procesado antes por mala praxis. 

El menor, de 3 años, fue operado el miércoles de la semana pasada en la ciudad boliviana de Santa Cruz, pero el doctor le extirpó primero por error el riñón sano y luego tuvo que retirar el que tenía un tumor cancerígeno. 

El paciente se encuentra en el Hospital de Niños de esta ciudad, donde recibe tratamiento de hemodiálisis, con pronóstico reservado ya que su situación es de extrema gravedad, puesto que además el cáncer le daña los pulmones, según datos del Servicio Departamental de Salud en Santa Cruz.

Una jueza de Bolivia ordenó el ingreso en prisión de forma preventiva del doctor que dejó sin riñones a un niño boliviano por un supuesto error médico, en un caso con una amplia repercusión internacional. 

El abogado de la familia del menor, Felipe Hurtado, declaró que "la jueza ha ordenado la detención preventiva del galeno en función a los antecedentes que tiene el médico y que en libertad puede influir en el proceso". 

La audiencia cautelar se realizó en un hospital de Santa Cruz en el que está internado el médico por una patología cardiaca, "enmanillado" y con custodia policial, pero deberá ingresar en la cárcel en cuanto se recupere.

Los abogados del médico anunciaron que apelarán la decisión de la jueza, que se produjo después de que una comisión de fiscales acusara al doctor por lesiones graves y gravísimas. 

El caso de Sebastián tuvo una amplia repercusión en medios de distintos países y en Bolivia suscitó tanto la solidaridad con el pequeño y su familia, de escasos recursos, como la indignación al conocerse que el médico ya fue procesado antes por mala praxis. 

El presidente del país, Evo Morales, anunció ayudas para la familia tras confesar que el caso "ha dolido mucho" en Bolivia. 

El doctor que operó al niño fue procesado en 2012 por la muerte de un menor después de que olvidara material quirúrgico dentro de su cuerpo al operarle, aunque no fue condenado.

El caso reavivó el debate en Bolivia sobre el endurecimiento de penas por mala praxis médica, después de que el Gobierno retirara a comienzos de año un proyecto de reforma del Código Penal en esa línea, que desencadenó una huelga de médicos que durante mes y medio puso en jaque la sanidad pública del país. 

Te puede interesar