El Paseo Güemes se posicionó con una gran oferta gastronómica

Turismo El domingo
En los últimos años ese sector de nuestra ciudad encuentra a salteños y turistas con una gran variedad de opciones de bares, restó, comedores y restaurantes.
paseo Guemes

Para todos los gustos. Allí donde comienza la avenida Belgrano, en esa zona que los salteños conocemos como Paseo Güemes, se puede comer, beber o tomar un aperitivo cualquier día de la semana, casi a cualquier hora. Es que en ese sector de la ciudad la movida gastronómica convoca todos los días a cientos de salteños y turistas que la eligen por su variedad, informó el sitio EmpresarioWeb.

Muchos de los dueños o encargados de estos espacios, abiertos al disfrute y al encuentro, coinciden: “Este sector se posicionó en materia gastronómica casi naturalmente y continúa creciendo”.

Hace casi cinco años este paseo comenzó a poblarse de una oferta variopinta. Martín Otero Mendoza, dueño de Rey Carancho, contó que ese restó abrió sus puertas hace cuatro años, con la idea de potenciar la zona que, en ese momento, tenía muy pocas propuestas. “En aquel entonces los otros espacios que existían tenían en mente lo mismo que nosotros: crear un espacio para turistas y salteños, pero diferentes a los ya existentes”.  Y agregó: “La zona creció muchísimo, se aumentaron las propuestas y fueron todas distintas, lo cual es algo muy bueno para Salta. Ligado a esto, y creo muchísimo en lo que pienso, la sinergia ayudó a todos y así fue que se creó de a poco este polo gastronómico tan atractivo”.

Luis Barrera, dueño de La Casa de Oro, reabrió su restaurant también hace cuatro años. “La zona ha crecido muchísimo y ya hay muchos gastronómicos interesados en este lugar que se está poniendo hermoso y que se está plantando como un gran polo gastronómico”, dijo y agregó que la reactivación de la zona tuvo mucho que ver con la apertura del Café del Tiempo, allí donde comienza la calle Martín Güemes. Micaela Pastore, dueña de este popular espacio, coincide y añade al respecto: “Desde que llegamos se incrementaron un montón de negocios, principalmente gastronómicos, que es algo que nosotros queríamos, porque sin dudas reactiva la zona. Eso hizo que la gente se salga un poco de la Balcarce y también venga más para este sector o para Tres Cerritos, que también tiene una oferta gastronómica importante”.

Entonces, la gran variedad de oferta gastronómica de la zona no se piensa como competencia, sino como un modo de continuar reimpulsando la actividad en este lugar de la ciudad. En ese sentido, señala Otero Mendoza: “Más que competencia somos todos vecinos. Por suerte se creó un grupo muy unido de diferentes edades. A veces hasta compartimos cenas y reuniones, siempre con el fin de estar en contacto y de buscar lo mejor para el Paseo Güemes”.

La carta, variada

La Casa de Oro se presenta como un comedor familiar y algunos dicen que ahí están las mejores empanadas de Salta. Platos típicos, comidas regionales y buen vino completan la oferta de uno de los espacios “distintos” de la zona.

Rey Carancho basa su propuesta pensando en grupos de amigos que puedan compartir la misma comida. Así ofrece por ejemplo: el “Carancho de lomo”, un salteado de carnes con acompañamientos de papas fritas, arroz y verduras asadas. A la mañana hay desayunos “familieros”, los mediodías hay almuerzos ejecutivos, las tardes son de “after office” y las noches de encuentros con amigos.

El Café del Tiempo del Paseo Güemes reúne todos los días a muchos salteños que lo eligen principalmente para cenar y tomar tragos, que es una de las especialidades del lugar. También muchos lo eligen para almorzar, en tanto que propone cada día un menú ejecutivo muy tentador.

Los tres lugares, por disposición del gobierno para las casas antiguas de la ciudad, mantienen sus fachadas respetando el estilo colonial y se convierten así en espacios acogedores y cálidos para quienes las eligen para pasar un buen momento.

Los tres coinciden también en que sus locales resultan rentables y en que prevén un futuro aún más próspero para la zona.

Todo a pie

En tres o cuatro cuadras están abiertas también las puertas de: Viva la Pepa (comida mexicana), Meet, Tosca, Temple Bar, La Fábrica, Oh Restó, Mamá Paca, Charleston, El Charrúa, Mamma Mía, Señor Monkey, entre otros. Y todo tan cerca del microcentro, que hasta se puede ir a pie.

Te puede interesar