Ofrecen recompensa para recuperar una notebook robada de un vehículo

Policiales 03 de octubre de 2018
Ayer al mediodía se produjo un violento hecho en la esquina del semáforo de Necochea y avenida Bicentenario, donde motochorros rompieron la ventanilla del acompañante de un vehículo que aguardaba el cambio de luces, y se llevaron un maletín.
robo

A plena luz de día, en una de las zonas más transitadas de la ciudad, Emanuel Granados sufrió un violento robo. Sucedió ayer al mediodía, cuando se encontraba en su vehículo, en la esquina del semáforo de Necochea y avenida Bicentenario.

“Salí de mi oficina, en Tres Cerritos, y me fui hasta el banco Santander Río donde tenía que depositar un choque. Tenía estacionado el auto en la Entre Ríos, por lo que para volver doblé por Necochea. Estaba parado en el semáforo, cuando un par de motochorros me reventaron el vidrio del acompañante y me robaron un portafolio”, detalló la víctima.

Granados contó que no llevaba dinero, pero en el maletín tenía papeles de trabajo y una notebook, la cual “no tiene gran valor económico pero resulta invalorable la información que contiene dada mi profesión, contador”.

Tras la rotura del vidrio, Granados forcejeó con los delincuentes, intentando recuperar el maletín, por lo que sufrió algunas heridas. “Fui a la sede del 911 donde tienen las cámaras de video vigilancia, pudimos ver que los motochorros venían siguiéndome. Evidentemente me vieron salir con un maletín del banco y pensaron que tenía mucha plata”, dijo.

emanuel

Con respecto a la notebook, Granados detalló que se trata de una Lenovo ICore 5, de tapa gris con dos marcas distintivas: la tecla 1 del teclado numérico está pegada con cinta y en la parte de abajo tiene un sticker con el nombre del servicio técnico Griva.

Ofrezco recompensa de $10.000 a quien me ayude a recuperarla con los datos intactos, o en su defecto los archivos de la compu solos, que es lo que me interesa en realidad”, publicó Granados en sus redes sociales, con la intensión de que el mensaje sea difundido y así poder recuperar el material.

Pese a la terrible situación que vivió Granados, recomendó a los amigos, conocidos y vecinos en general que andén con cuidado. “Yo solo sufrí pérdidas económicas, unos cortes en la mano y una profunda sensación de haber sido violado, pero si estos marginales actúan con tanta impunidad a pleno día y en zona céntrica, evidentemente están dispuestos a cualquier cosa”.

Te puede interesar