Expulsión de Lamas de la Iglesia: “Al fin me escucharon y me creyeron”

Justicia 04 de octubre de 2018
Con lágrimas que no pudo contener en ningún momento, Juan Carlos García, expresó su alegría por la decisión del Arzobispado salteño de expulsar al cura acusado de abuso sexual. “No hagan más con alguien algo así,” dijo.
Juan Carlos Garcia

Tras una lucha de años Juan Carlos García, el ex monaguillo que denunció al sacerdote Emilio Lamas por abuso sexual en el año 1992, cuando el tan solo tenía 16 años, comenzó a sentir un poco paz. Finalmente, el Arzobispado decidió expulsarlo de la Arquidiócesis de Salta.

Sin poder ocultar sus sentimientos, habló a corazón abierto a través de un Facebook Live desde su casa, en el que sin poder contener el llanto leyó el comunicado emitido por la Iglesia salteña. “Después de tantos años, me he peleado con  gente pidiendo ayuda, después de tanto sufrimiento, yo no tenía culpa de nada. Hoy si siento libertad, siento alivio, alegría, paz, al fin me creyeron, al fin me dieron la razón, al fin la Iglesia me escuchó,” dijo.

Juan Carlos conoció la noticia al salir de la fiscalía donde hoy se presentó a declarar e inmediatamente sus pensamientos lo llevaron al recuerdo de su madre, la primera que le creyó y lo acompañó en su padecimiento.

Mi vieja ya está muerta pero yo sé que está contenta porque hizo lo posible, lo denunció, habló con la iglesia, mi vieja era analfabeta, una mujer humilde de campo, enferma pobre, inválida y ella así como mamá cumplió,” expresó.

Para él se cerró un capítulo de su vida, pero no de su lucha que continúa en la justicia, ahora con la satisfacción, la alegría y la paz de saber que la Iglesia le creyó. “A todos aquellos miembros de la Iglesia que por ahí no me creyeron, yo los perdono. Ya no hagan más con nadie algo así porque es doloroso que no te crean. Quiero ser libre de todo ese dolor que me hicieron pasar durante tanto tiempo,” manifestó.

También le dedicó unas palabras a Lamas: “Yo pensé que era el único, pero te atreviste a tocar a más chicos, te atreviste a violar a más chicos todavía. Destruiste la vida de un montón de nenes que lo único que querían era servir a la Iglesia.”

Finalmente, instó a otras personas que pudieran haber sido víctimas de abusa a animarse a denunciar, a no quedarse callados. “Hay un precedente ahora, un antes y un después. Todo esto me está llevando a hacer otra obra más para atender a las víctimas de abuso, que sé que hay muchos, desde este lugar queremos darle fortaleza,” indicó.  

 

Te puede interesar