Mirá los 7 trucos que podés usar para hacer de tu hijo alguien responsable

Sociedad 08 de octubre de 2018
Como papás no solo tenemos la tarea de cuidarlos o criarlos, sino también la responsabilidad de convertirlos en seres con valores y habilidades para que sean adultos plenos. La responsabilidad es uno de los valores más difíciles. ¿Vos ya lo hacías?
ayudando en casa2

Este ejercicio o práctica se basa en la tabla de Tareas Montessori y si bien están clasificadas por rango de edades cada niño es único. 

Igualmente la mejor manera es asignarle una tarea dentro del hogar, aunque sean pequeñas.

tabla...

Busca hacer  divertidas las tareas

A los niños les encanta ser tomados en cuenta y muchos de ellos disfrutan ayudando en casa, porque beneficia en el desarrollo de su autonomía al ver que ellos son capaces de hacer por sí solos ciertas cosas. Pero si ves que a tu hijo le cuesta hacer las cosas, ya sea por pereza o porque no lo encuentra interesante, puedes buscar cómo motivarlo para que vea esas actividades como algo divertido, pues les ayuda mucho aprender a través del juego.

Si se trata de ordenar su habitación, por ejemplo, puedes inventar un juego, como retarse entre ustedes para ver quién termina de ordenar primero juguetes de distintos tipos o categorías. Háganlo de una forma que sea divertida para él, incluso puedes poner un poco de música para que él vea que también cumplir con las tareas puede ser divertido.

Busca sus fortalezas para que se sienta motivado

Probablemente todos tenemos alguna actividad que no nos gusta hacer y aunque terminamos realizándola, usualmente damos vuelta y la dejamos para después. En el caso de los niños, un truco para poder enseñarles acerca de la responsabilidad, es buscando sus fortalezas y gustos, para que así se sientan más motivados.

Por ejemplo, si a tu hijo le gusta acomodar y organizar las cosas, él puede ser el encargado de poner la mesa antes de comer o cenar, o de volver a colocar los almohadones y cojines sobre la cama o el sofá. Si lo que le gusta es jugar con agua, puede apoyarte lavando platos y vasos después de comer (de plástico si aún es pequeño). La idea es encontrar qué actividades le van mejor, para que apoyándonos con ellas, pueda comenzar a entender y poner en práctica la responsabilidad.

ayudando en casa1

Enséñale con ejemplos propios del día a día

La mejor manera de enseñarle algo a un niño y que lo aprenda de forma más efectiva, siempre será con el ejemplo. Tomando esto como base, puedes hacer varias cosas. Una de ellas es poner el ejemplo tú mismo: cumpliendo con tus actividades y compartiendo con él cuáles son tus responsabilidades y explicándole la importancia de cumplirlas.

Toma ventaja de las situaciones ordinarias y reales del día a día, para aprovecharlas como una forma de enseñarle a ser responsable. Si un día olvidan hacer algo o lo dejan para después, también puedes aprovecharlo de forma positiva, para enseñarle que el hacer o no las cosas tiene sus consecuencias.

Dale un proyecto especial

A los niños les gusta mucho sentirse tomados en cuenta, por lo que idear una tarea o proyecto que sea especialmente para ellos, los motivará aún más a desarrollar su papel como responsable del mismo. Un ejemplo de esto puede ser el cuidado de una pequeña planta, a la que tenga que poner agua y cuidar, enseñándole lo que sucede si es responsable (que la plantita continúe creciendo) o si no lo es (que se marchite).

Busca apoyos o refuerzos educativos

Hoy en día podemos apoyarnos en ciertos recursos como cuentos para poder enseñarle acerca de los valores a nuestros hijos. Así mismo, hay programas infantiles, que tienen mensajes positivos y didácticos, en la que sus personajes favoritos ponen en práctica y explican diversos valores, como el de la responsabilidad y las consecuencias de no cumplir o hacer las cosas.

Reconoce cuando tenga comportamientos o actitudes responsables

Otra forma de ayudarle a tu hijo a poner en práctica la responsabilidad, es reconociendo cuando cumpla con las actividades o tareas que le corresponden, agradeciendo sus acciones y destacando lo importante que es el hacerse responsable de su parte, utilizando refuerzos positivos como frases de agradecimiento y felicitación por haber hecho las cosas.

Evita en el uso de sobornos (como prometer algún premio a cambio de hacer algo o amenazar con negárselo si no lo cumple), pues no se trata de que nuestros hijos hagan las cosas para obtener una recompensa, sino para que comprendan la importancia de cumplir con sus responsabilidades.

De igual forma, una parte importante de enseñarles acerca de la responsabilidad, es permitirles que fracasen y se equivoquen. Si ves que no logra hacer las cosas o se olvida hacerlas, es una excelente oportunidad para dos lecciones: la primera, mostrarle las consecuencias de no ser responsable, y la segunda, darle la oportunidad de pensar en una solución y aprender de sus errores.

El valor de la responsabilidad es uno que les ayudará durante toda su vida y les dejará cientos de lecciones y aprendizajes positivos. Con estos trucos, podrás ayudarle a tu hijo a ser más responsable desde temprana edad.

Fuente: Bebés y Más

Te puede interesar