Al paro de UTA se suma el malestar de los empresarios

Sociedad 11 de octubre de 2018
Los choferes de colectivos volvieron a suspender actividades durante la madrugada, mientras las empresas plantean que los números no están cerrando.
saeta paro de la uta colectivos

Se cumplió en la madrugada de hoy la tercera jornada consecutiva de paro, que al igual que en las anteriores oportunidades se extendió desde la 0.30 hasta las 6 de hoy, con una disminución de la frecuencia a dos unidades por cada hora a partir de las 22 hasta la 0.30, indicó El Tribuno.

La medida, de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se tomó porque choferes de varias provincias no cobraron la tercera cuota de la paritaria acordada para el sector, del 5,7%. Si bien en Salta los trabajadores están al día, el titular del sindicato, Jorge Flores, señaló a El Tribuno que la medida en Salta se aplica en solidaridad con los trabajadores que no cobraron el aumento.

El líder sindical de los choferes de transporte urbano de Salta anticipó además que en la jornada de hoy habrá una reunión del consejo directivo de la UTA para delinear medidas definitivas ante la falta de acuerdo con las empresas que no están al día con los trabajadores. "La Fatap confirmó hoy que las empresas no pueden pagar el aumento, así que nuestro sindicato definirá mañana las medidas a tomar para reclamar por los derechos de nuestros compañeros", anticipó Flores, y advirtió que, si bien en Salta están al día, "acompañaremos lo que se decida a nivel nacional porque somos una unidad y nos apoyamos en los momentos de lucha".

Pero no solo el sector de los choferes manifestó malestar por la actual situación económica. Las empresas locales de transporte urbano de pasajeros advirtieron que los números no les cierran y reclaman que se actualicen los montos que cobran por el servicio que brindan.

Paro de la UTA

Las empresas que administran los distintos corredores de la capital salteña y el área metropolitana manifestaron su preocupación por el encarecimiento de los costos operativos y la decisión del Gobierno nacional de recortar los subsidios que otorgaban para la actividad.

A mediados de año el Gobierno prorrogó por dos años más los contratos que SAETA tiene con las empresas que brindan el servicio de transporte urbano de pasajeros, medida a la que se oponían las licenciatarias, que exigían un llamado a licitación para poder negociar una actualización en los montos que perciben. Pero finalmente cedieron y aceptaron la prórroga en las mismas condiciones.

Sin embargo, el actual panorama económico es peor que el que imaginaron y hoy plantean que ya no pueden mantener el servicio a los valores que perciben. Algunos de los dueños indicaron a este diario que urge renegociar el monto que cobran por kilómetro recorrido y los subsidios para la compra del gasoil.

"Nosotros estamos muy preocupados porque el sistema puede colapsar", aseguró a El Tribuno un empresario del sector, y deslizó que al problema "lo tiene que resolver Saeta, porque los subsidios los manejan ellos".

Te puede interesar