"Mi hija se pegaba chirlos en la cola, se llenaba la boca de comida y tenía terror al agua"

Nacional 11 de octubre de 2018
El padre de una criatura contó las horribles secuelas que sufre su hija por lo que le hicieron dos maestras del jardín, cuando tenía 1 año y 4 meses; el informe
abuso

Un acongojado padre contó que su hija "se pegaba chirlos en la cola, se llenaba la boca de comida y tenía terror al agua", como consecuencia de lo que le hicieron en el jardín al que concurría.

Corría el año 2013 y Nicolás se preparaba para mandar a su hija al jardín de infantes Tribilín, en San Isidro, al cual asistía desde chiquita. Pero en enero se destapó la olla y se conoció el horror al que eran sometidos los chiquitos que allí cursaban.

Hoy, casi seis años después de ese hecho, en las puertas de los tribunales de esa localidad en el norte del conurbano, donde se enjuicia a las maltratadoras, el hombre recuerda aquellos días.

"Mi hija tenía un año y cuatro meses, no hablaba, ni nada. Hoy en día está bastante bien, pero durante dos años se autoagredía, se llenaba la boca de comida", contó el hombre sin poder esconder el dolor que aún lleva consigo por lo ocurrido.

Llenarse la boca con comida era una de las atrocidades a las que era sometida la nena por las dos maestras que serán enjuiciadas junto con otras tres trabajadoras de la institución.

Su hija, contó, también fue maltratada a golpes: "Recibió cachetazos, insultos, todo tipo de agresiones. Hasta los 3, 4 años se pegaba chirlos en la cola, y cachetazos, y le tenía terror al agua. Recién hace dos años se pudo meter abajo del agua".

En uno de los audios la acusada amenaza con llevar a la pileta a un nenes que se porta mal y llora desconsoladamente. Según evidencias, les metían la cabeza abajo del agua como castigo. "Hay chicos que tienen secuelas. EsperO que haya justicia una vez por todas y vayan presas" cerró Nicolás.

Te puede interesar