Vecino de ampliación Santa Ana II piden que se investigue la situación de los terrenos

Sociedad 16 de octubre de 2018
Se trata de cientos de familias que desde hace meses denuncian una posible estafa millonaria por parte del señor Miguel Ruedas. “Hace más de 20 años que vivimos acá y ahora nos quieren cobrar 30 mil dólares por los terrenos”, manifestó una de las damnificadas.
ampliación

Los vecinos ampliación Santa Ana II atraviesan una difícil situación desde que comenzaron a recibir cartas de intimación de pago por los terrenos e, incluso, algunos por desalojo. Se trata de un barrio que se fue formando desde 1998, cuando muchas de las familias que allí viven compraron los terrenos al Banco Caseros y muchas otras optaron por asentarse de manera irregular.

“Hay familias que viven hace más de 25 años. Al principio éstos terrenos eran vendidos por el Banco Caseros, después el ex Banco Noroeste, eran de la empresa Conciel. Algunas personas lo compraron con chequeras. Después hubo muchos asentados, la mayoría. Ahora, hace tres meses nos empezó a llegar una intimación de un señor de apellido Ruedas, que era apoderado de los terrenos y es el nuevo propietario de los lotes”, contó Claudia, una de las vecinas.

ampliación2

De acuerdo al testimonio de la mujer, se trata de terrenos de 12x20 metros, y estarían siendo hostigados para abonar una suma de 30 mil dólares en dos partes: “No podemos afrontar ese gasto, sobre todo porque la mayoría de las familias que viven ahí son de clase baja. Empezaron a llegar las intimaciones, sin ningún tipo de sellos ni firma de abogados. También llegaron dos desalojos”.

Las familias esperan que haya una investigación sobre la situación, ya que temen que sea una estafa millonaria. “Estamos haciendo reuniones cada 15 días con los vecinos. Hoy teníamos una convocatoria en la legislatura, presentamos notas de los años que estamos viviendo, hay gente que tiene derecho posesorio. Queremos que se investigue, no es la primera vez que nos sacan plata. Hace años vinieron 3 abogados síndicos que nos cobraron diciendo que nos iban a regularizar, les pagamos y no pasó nada”, reclamó.

La mujer contó que hace unas semanas, una vecina quiso sacar la cédula parcelaria y en Tierra y Hábitat le dijeron que estaba a nombre del señor Rueda, quien aparentemente sería propietario de 118 de los 320 terrenos de la ampliación.

Te puede interesar