"El profe es malo; me tocaba aquí", dijo el nene de 4 años y mandó a su maestro a la cárcel

Nacional 17 de octubre de 2018
El educador quedó alojado en Alcaidía de Tribunales. Resta la indagatoria.
abuso

Once días después de la denuncia, un profesor santiagueño fue detenido el martes, tras una Cámara Gesell en la que un alumno de 4 años lo habría acusado de manosearlo.

La investigación comenzó con la presentación de una madre, endilgándole al docente manoseos a muchos niños en clase.

También, ahondó un segundo hecho en uno de los baños del jardín.

El martes, el niño fue asistido en Cámara Gesell, en presencia del profesor (lejos del pequeño), Sus abogados Hugo Frola y Francisco Palau; la fiscal Belkis Alderete y por el Ministerio Pupilar, Roxana Cejas.

"Es malo"

"El profe es malo; me tocaba aquí", habría indicado, señalándose sus partes íntimas, por dentro del pantalón.

"Fue en el baño también", ahondó, añadiendo los nombres de seis o siete compañeritos que también habrían sufrido los vejámenes de parte del docente.

Durante más de 30 minutos, el niño habría manifestado también: "En el baño también llegó la seño. Le pegó y lo corrió..."

Subrayó varias veces ante los psicólogos también: "el profe es malo. Me tocaba la cola, la espalda, todo".

Interrogado si a quién le contó lo que le pasaba en el jardín, el nenito habría respondido: "A mi mami y a mi papi".

Suspensión

Una vez que los funcionarios advirtieron destellos de cansancio, finalizaron la Cámara Gesell y prepararon una segunda, con un compañerito.

Sin embargo, la misma no pudo materializarse, ya que el niño no se encontraba en condiciones de hablar, habría indicado una de las psicólogas.

Después de escuchar al menor, protagonista, la Fiscalía requirió a la jueza de Control y Garantías, Sara Harón, la inmediata detención del profesor.

Harón dio luz verde al procedimiento, facultando a los policías a detenerlo en su casa o bien en la vía pública.

Operativo

Minutos después de que el profesor dejara Tribunales, la policía lo detuvo y condujo a la Alcaidía incomunicado.

Ahora, la Fiscalía prepara la indagatoria que se concretaría hoy o mañana, por "abuso sexual gravemente ultrajante".

Del mismo modo, la fiscal pediría una batería de medidas: entre ellas las testimoniales de varias maestras, en especial una a la que el niño citó como testigo (la que se enojó con el profesor y lo corrió, según el relato del menor) en un curioso incidente considerado abuso.

Hasta el martes, habían declarado dos maestras, pero la palabra del chiquito precipitó todo, enfatizó un alto funcionario.
  

Te puede interesar