Madre salteña desperada necesita ayuda: pide un trabajo y un lugar para vivir

Solidaridad 19 de octubre de 2018
Celeste y su esposo, Lucas, sufren extremas necesidades. No tienen trabajo ni para alimentar a sus dos hijos. Él vive en situación de calle y duerme dentro de automóvil.
celeste

Celeste Lavandez tiene 30 años y vive en una pieza junto a sus dos hijos, Antonella, de 6 y Ezequiel de 3 años, en la casa de su padre, donde también habita su hermano con su novia, al que denunció por violencia de género ante la policía.

La joven madre no puede dejar la casa porque no tiene trabajo y tampoco un lugar a donde ir. Celeste sale a recorrer la calle buscando trabajo y pidiendo ayuda o algún alimento que pueda llegar para sus hijos. Deja a su hijo de 3 años con su abuela de 83 y sale a golpear puertas.

La situación económica es tan precaria, que su marido, Lucas Cejas no vive con ella y sus hijos por la falta de espacio. Él vive en situación de calle y hace poco fue mordido por un perro y el dueño del animal le ofreció un auto para que pueda dormir. Durante el día busca trabajo.

La triste realidad y la angustia de Celeste le afectó su salud. Ella sufre convulsiones y en reiteradas veces tuvo que ser asistida en el hospital.

Celeste Lavandez hizo trámites en Tierra y Hábitat, pero no tuvo respuestas. Pide a las autoridades y a la comunidad trabajo y un lugar donde pueda vivir.

carnaval



Te puede interesar