Finalmente, no se desafectará parte de la Reserva de San Lorenzo para loteos

Sociedad 02 de noviembre de 2018
La polémica y el malestar de los salteños en general se despertaron tras conocerse una nota de autorización de la Municipalidad para que comiencen los trámites de provisión de servicios de luz y agua en un sector de la reserva que sería desafectada para loteos. Darán marcha atrás con la ordenanza.
multimedia.miniatura.bccd1c6de3afd4de.72657365727661206e61747572616c2073616e206c6f72656e7a6f5f6d696e

Que sí, que no, aparentemente una disputa entre concejales y “malas interpretaciones” de una ordenanza vigente en San Lorenzo desde el 2013, a través de la cual se establecía la desafectación de una porción de los terrenos protegidos para brindar soluciones habitacionales a los sanlorenceños.

La controversial situación salió a la luz cuando, a través de diversos medios y redes sociales, se dio a conocer una nota con el membrete de la Municipalidad de San Lorenzo, donde el director de Obras y Servicios Públicos, Adrián Segura, autoriza al señor Chocobar Pio Santiago a realizar trámites para servicios de luz y provisión de agua.

Ante el silencio del intendente Ernesto “Kila” Gonza y del director Segura, y tras los numerosos pedidos de explicación por parte de funcionarios, legisladores, vecinos y especialistas, el concejal Aldo Gonza fue quien salió a dar explicaciones en InformateSalta.

multimedia.miniatura.bccd1c6de3afd4de.72657365727661206e61747572616c2073616e206c6f72656e7a6f5f6d696e

“En el 2013 los concejales ya habían firmado la desafectación de parte de la reserva para que se haga un loteo y brindar soluciones habitacionales. Con la ordenanza 1.579/13, que creó y firmó el concejal Dávalos, no se regularizó ninguna situación habitacional porque nadie estaba viviendo en ese sector. Se buscaba que se les pueda dar soluciones habitacionales a los vecinos. En ese momento la norma fue promulgada por el intendente Parra, pero no se daban las factibilidades”, dijo.

De acuerdo a lo que señaló el concejal, cuando asume la intendencia Kila Gonza, “pidió que se acate la ordenanza y, por medio de sus secretarios, fueron al lugar y hablaron con gente de Edesa y Aguas del Norte pero no se daban las factibilidades”.

En medio de las idas y venidas, los vecinos ejercer presión, “los desmontes fueron lamentablemente una manera de hacer presión de los vecinos que ya querían habitar los lugares”, sostuvo el edil Gonza, quien además reconoció que en ningún momento se realizaron los trámites en la dirección General de la Provincias, como lo establece la ordenanza 1.579/13.

Según explicó el concejal, y aunque resulte un tanto rebuscado, “la autorización que firmó el director de Obras y Servicios Públicos fue para determinar la factibilidad o no de colocar los servicios. Se hizo de esa manera para que los vecinos comprendan que no hay viabilidad para habitar en el lugar. Para que los vecinos vean que sí se habían hecho los trámites”, indicó.

Gonza consideró que, más allá de haberse malinterpretado la información, el sentido de esta nota firmada por el director de Obras y Servicios Públicos fue para demostrar a los vecinos que se estaba avanzando sobre la ordenanza, que se estaban haciendo gestiones, pero “la municipalidad ya dijo que no se puede”.

Finalmente, Aldo Gonza se refirió a la necesidad de avanzar en una nueva ordenanza para derogar la 1.579/13, y que la reserva quede intacta.

 

Te puede interesar