Le ofrecieron $ 100 mil para hacer un trio, pero su hermana no aceptó: el drama de una ex Gran Hermano

Medios 15 de noviembre de 2018
“No soy prostituta pero me pareció algo divertido”, reveló la mediática que estaba dispuesta a aceptar la propuesta ante la “crisis” económica del país.
image (1)

Sexo, dinero y poder. Tres combinaciones que suelen juntarse y por la cual muchas veces se afirma que “todas las personas tienen un precio“. En este caso, el de la ex Gran Hermano Marian Farjat era de $ 100.000, aunque aclara que ella no fijó la suma, ni tampoco es prostituta, aunque le parecía “algo divertido” como para probar.

Según la mediática, un empresario se habría acercado a ella con la suculenta suma y le habría propuesto hacer un trio, nada menos con su hermana, algo que complicó la negociación y que finalmente hizo que no prosperara.

“Un amigo que tenemos en común me llamó y me dijo que tal persona, un empresario que no voy a nombrar, me quería a mí y a mi hermana para un trío sexual. Que quería estar 40 minutos con las dos y nos daba 100 mil pesos“, relató Farjat.

La ex Gran Hermano se mostró sorprendida ante la propuesta, pero no la desechó de inmediato. Al contrario, se sintió atraída y consultó con su hermana para saber si ella estaba interesada. Sin embargo, la respuesta fue negativa y la oferta no prosperó.

Yasmin y Marian Farjat, codiciadas por un empresario
“Enseguida le dije a mi amigo que Yasmín me iba a decir que no. Este amigo me contó que el empresario ya había estado con dos hermanas de la farándula, muy conocidas y que su morbo son las hermanas. Entonces le dije que lo iba a consultar y como era de esperar, Yas me dijo que no. Yo le dije: ‘Yasmín, estuviste con cada muerto gratis, cada bagarto te comiste y ahora no querés, esto es cincuenta para cada una. Es un ratito, sos mi hermana, ni nos vamos a tocar nosotras. Nos reímos“, relató Farjat, de 23 años.

Es que la mediática no elige la prostitución como método de vida y eso lo deja bien claro. Sin embargo, esos 2.700 dólares si se tiene en cuenta el cambio a $37 de estos días eran una buena inyección económica para afrontar “la crisis que nos afecta a todos”.

“Yas y yo somos como el Ying y el Yang. No te voy a negar que lo pensé, no soy prostituta, pero en este caso puntual, un ratito, por tanta plata, con mi hermana que nos íbamos a reír y esta crisis que nos afecta a todos…“, reflexiona Farjat.

Te puede interesar