Piden prisión perpetua para el hombre que mató a un joven que quiso evitar un robo

Justicia 15 de noviembre de 2018
“Fue un héroe”, dijo su hermana Silvia. Carlos Alberto Mamaní, murió cuando quiso evitar que les roben el celular a dos hermanas en la parada del colectivo en Villa Lavalle.
Carlos
Carlos Mamaní, la víctima.

Carlos Alberto Mamaní tenía 38 años, era soltero y estudiaba técnico superior en mantenimiento de instituciones de salud, el 18 de octubre de 2017 volvía de un curso de lenguaje de señas cuando vio un intento de robo en Villa Lavalle, se bajó del colectivo y quiso evitarlo el ladrón, Héctor Fabián, se enojó sacó un cuchillo y forcejearon, sin piedad  lo apuñaló. Lo dejó mal herido y huyó.

El joven logró cruzar la calle y se desvaneció frente al colegio América Latina en Villa Lavalle, los vecinos corrieron a la casa de su madre para avisarle lo que había pasado. “Mi mamá fue la primera en llegar, lo vio en el suelo, una ambulancia los llevó al hospital”, contó Silvia, su hermana en diálogo con InformateSalta.

Horas más tarde la joven estudiante llegó a su casa y una vecina la estaba esperando en la puerta, “me dijo que vaya al hospital, que mi hermano estaba lastimado”, sin entender mucho fue al San Bernardo. “Nos tuvieron mucho tiempo, nadie nos decía nada. Tanto insistimos que salió un médico y nos hizo pasar, nos dijo que lo reanimaron tres veces, que tenía el ventrículo dañado y no había resistido. Así me enteré que mi hermano había muerto”, relató.

Homicidio

Poco a poco se fueron enterando de lo que había sucedido, pero el dolor de perderlo fue cavado cada día más hondo. “Estudiaba reparación de equipos de salud porque quería ayudar a arreglar equipamientos de hospitales,  para que la gente pueda ser atendida. Siempre tuvo esa amabilidad y solidaridad”, relató.

Esta semana les tocó revivir lo que sucedió aquel día. “A las audiencias vamos únicamente mis hermanos, mis padres están muy delicados de salud, no lo resistirían. El fiscal Pablo Paz nos explicó todo y queremos que le den la pena máxima, que la muerte de mi hermano no sea en vano”, afirmó.

Hoy se conocerá la sentencia y fue el fiscal Pablo Paz quien pidió sea condenado a prisión perpetua por la naturaleza de los hechos, además porque el hombre es reincidente y ya cumplió una pena por delitos contra la propiedad. “La muerte de Mamaní fue perpetrada para asegurar la impunidad del acusado porque se interpuso en sus planes. La finalidad era robar pero al advertir que no puede lograrlo, siente ira y siente la intención de matar”, dijo.

juicio2
Fiscal Pablo Paz



Te puede interesar