Vecinos de loteo "trucho", reclaman por servicios

Reclamo 05 de diciembre de 2018
Unas 80 familias que viven en el loteo denominado Benjamín Méndez, ubicado sobre la ruta 21, salieron a reclamar luego de se quedaran sin luz. Se hizo sin tener habilitaciones legales ni los servicios básicos.
1543973993513
Foto El Tribuno

Ayer por la tarde, vecinos del loteo Benjamín Méndez, ubicado sobre la ruta 21, recibieron la visita de los operarios de Edesa, que en un primer momento aseguraron que solo iban a controlar el medidor único con el que cuenta el mismo. Unos minutos después los aparatos electrónicos de las 80 viviendas que allí se levantan se apagaron. Una de las vecinos no dudó en dirigirse a la zona de ingreso, donde se ubica el medidor, a exigir la notificación que los habilitaba para este corte. “Aseguraron que tenían todo, pero no me mostraron nada. Se llevaron los cables que compramos entre todos los vecinos”, contó Lidia Lerdero a El Tribuno.

El Benjamín Méndez surgió hace ocho años como un barrio privado y todas sus obras quedaron a mitad de camino. El barrio ya tiene 290 lotes vendidos, de los cuales 80 ya están habitados. El pasado 28 de noviembre el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que permite a las familias del barrio acceder al suministro eléctrico de manera excepcional. Esas viviendas fueron construidas desde 2010 en parcelas que Federico Méndez vendió sin las habilitaciones legales ni los servicios básicos que exigen las normas vigentes. Carecen de suministros regulares de luz, agua, cloacas y alumbrado

Siguen vendiendo esos terrenos

“Nos dijeron que teníamos un año para terminar la obra, porque somos los vecinos los que tendremos que pagar la obra del cableado del barrio. Los postes para la colocación de los medidores están hechos, y ahora nos cortaron la luz”, agregó Walter, vecino desde hace tres años en el barrio.

Sobre la ruta los vecinos reclamaron que desde Edesa se les dé una respuesta inmediata, y exigieron la intervención del Estado en esta situación. “Queremos que el Gobierno se haga cargo de esto porque son cómplices, ellos sabían que en este barrio se vendían terrenos y se siguen vendiendo con todas las irregularidades que hay y no hacen nada”, explicó otro de los manifestantes. En la actualidad los terrenos se venden a 380 mil pesos. 

Los vecinos remarcaron que hace tiempo se presentó un recurso de amparo para que no se retirara el medidor de obra, e incluso Edesa estaba al tanto de la situación desde hace años. Mónica Guantay es empleada de Benjamín Méndez hijo y explicó a los vecinos que está trabajando en la administración desde octubre. Ante la situación planteada ayer, la representante aseguró que la primera y segunda etapas tienen un medidor de obra, que fue tramitado hace años. 

Hasta anoche, los vecinos del barrio Benjamín Méndez se mantenían sobre la ruta, mientras que aquellos que tienen problemas graves de salud y los pequeños eran destinados a la casa de familiares y amigos. Desde la comisaría de barrio San Carlos se enviaron efectivos policiales que fueron los encargados de comunicar a los vecinos la ilegalidad del corte de una ruta provincial. 

Te puede interesar