El cruel motivo que llevó al finquero de Güemes a envenenar a sus empleados

Justicia 07 de diciembre de 2018
El fiscal Ramiro Ramos Ossorio señaló que el móvil estaría vinculado a cuestiones de dinero y registración laboral. Uno de los trabajadores le servía hace 35 años y vivía en condiciones infrahumanas. Además confirmó que se detectó una sustancia prohibida los alimentos. Iría a juicio antes de fin de año.
finquero ok_phixr

Luego que el finquero de Güemes, Theobart Hartmut fuera detenido e imputado por el supuesto envenenamiento seguido de muerte de un trabajador rural de su finca que lo había denunciado ante AFIP y la dirección de Trabajo, se conoció en las últimas horas que también habría intentado deshacerse de otro de sus empleados, de nombre Benito Soraire.

En vista de ello, el fiscal Ramiro Ramos Ossorio, fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, en diálogo con InformateSalta, confirmó que se amplió la imputación contra Hartmut por el delito de tentativa de homicidio a partir de los informes toxicológicos realizados sobre el material secuestrado en el domicilio de ambos trabajadores.

En la oportunidad, confirmó que se detectó la presencia de Furadan, la misma sustancia que terminó con la vida de Ramón Casas en la carne que el productor rural le había ofrecido a Soraire, quien luego de haberla ingerido sintió síntomas propios de la intoxicación. “Empezó a vomitar y a sentir malestar general que hizo que dejara de comer”, sostuvo.

fiscal

Ramos Ossorio explicó que se trata de una sustancia prohibida que se utilizaba como herbicida para el tabaco pero actualmente está fuera de circulación. “Hay dos puntos que operaron a favor del señor Soraide, primero que no llegó a ingerir una cantidad significativa de la carne y segundo que al probarla inmediatamente vomitó, lo que hizo que no absorbiera la toxina en plenitud como si ocurrió en el Sr. Casas”, dijo.

Sobre el móvil del hecho, explicó que estaría vinculado a cuestiones económicas, de registración, y deuda que mantenía con ambos. “El señor Soraide residía y trabajaba en la finca desde hace más de 35 años, y vivía en condiciones prácticamente infrahumanas, realizando trabajo esclavo prácticamente”, manifestó.

Por último, confirmó que el acusado, quien se encuentra detenido y con prisión preventiva, iría a juicio antes de fin de año. “Estamos esperando la incorporación de unos informes ampliados que tienen que ver con toxicología, con medicina legal, y resta también el agregado de algunas testimoniales, y el análisis de la documentación secuestrada tanto en el domicilio del señor Casas, como del imputado, que está sujeto a las pericias contables correspondientes”.

Te puede interesar