Sufrís de insomnio crónico: Todo lo que hay que saber

Sociedad 07 de diciembre de 2018
Se trata de un problema que sufren cientos de miles de personas. En este artículo contamos qué hacer en caso de padecer insomnio crónico y lo beneficioso de las terapias en las que se dan técnicas de relajación para subsanar este problema que afecta a la salud física y emocional.
insomnio

Sufrir insomnio es siempre un contratiempo que afecta a la salud, porque el cuerpo humano necesita descansar entre 6 y 8 horas y media dependiendo de cada persona, del mismo modo que se pueden encontrar personas que tienen suficiente con 4 horas de sueño para empezar el día con energía, pero también los hay que precisan de 10 horas -y todas estas entran en los cánones de la normalidad-.

El insomnio crónico no aparece de un día a otro, pueden haber situaciones que propicien un insomnio puntual, incluso enfermedades como la fibromialgia o la depresión, pero el insomnio crónico precede a insomnios temporales que se pueden haber desencadenado por problemas que causan estrés, el fallecimiento de un ser querido o quedarse sin trabajo de la noche a la mañana.

Un factor determinante para el insomnio crónico es la preocupación por dormir que se instala en quien lo padece. A mayor preocupación, mayor ansiedad, de modo que lo que empezó con unas noches en las que era difícil conciliar el sueño se puede convertir en insomnio crónico.

Cómo actuar ante un caso de insomnio crónico

Ante esta situación conviene tratar de evadirse, ya sea leyendo un libro o dándose un baño, en ningún caso llevar a cabo una actividad estresante, si no tratar de propiciar que el entorno sea favorable para poder dormir, y en caso de no poder hacerlo, sentarse a ver una película y tratar de no preguntarse demasiado cómo esto no es posible, aunque los expertos del sueño aconseja no ver la televisión ni leer si el insomnio es crónico, ya que estas técnicas solo pueden agravar la situación. Lo mejor es dejarlo solamente para los casos de insomnio eventual.

Lo primero que hay que hacer es modificar los hábitos de levantarse y acostarse, incluso se puede crear un déficit de sueño que haga posible que se pueda dormir.

Dormir durante la mañana tras una noche de insomnio no hace sino alargar el problema, así que lo más importante es contar con un patrón en los horarios de levantarse y acostarse, eliminar por completo las siestas por cansado que se esté, y limitar el tiempo en el que se está en cama. Sólo hay que acostarse cuando se tenga sueño, de otro modo se acabará por asociar la cama como un sitio poco confortable.

Para combatir el insomnio crónico hay que establecer cambios en el estilo de vida

Si transcurridos de 5 a 10 minutos tras acostarse no se consigue dormir, lo más adecuado es levantarse de la cama y tratar de relajarse mediante técnicas que se pueden aprender en terapias o consultar a través de la red.

Incluso con estas técnicas puede ser que no se logre conciliar el sueño y entonces hay que pasar a hacer tareas aburridas que no supongan ningún interés, de lo contrario se volverá a activar la mente con todo lo que esto comporta.

Para combatir el insomnio crónico hay que establecer cambios en el estilo de vida, llevar a cabo una dieta saludable en la que se dejen de lado excitantes como la cafeína y el cacao. Por descontado es mejor dejar de fumar y llevar a cabo ejercicio físico diario, y el consumo de bebidas alcohólicas también se debe limitar.

Las terapias de apoyo son indispensables para aprender a gestionar los pensamientos y las preocupaciones que surgen al no poder conciliar el sueño y en todos los casos se debe de evitar la automedicación. Sólo en casos severos de insomnio los médicos hacen uso de la prescripción facultativa de medicamentos, porque estiman que el uso de hipnóticos solo se debe de dar en casos excepcionales, ya que cuentan con muchos efectos secundarios.

Te puede interesar