VIDEO: Ex empleados de Big Ben se manifestaron por el abrupto cierre del local

Sociedad 15 de enero de 2019
Su año comenzó cuando al retornar de los días de descanso por Año Nuevo descubrieron que su fuente de trabajo había cerrado. Les cambiaron las cerraduras y no les pagaron el sueldo.
bigben-empleados despedidos

Alejandra Figueroa, una de las empleadas damnificadas, contó que el jueves 27 trabajó con normalidad en el local de Big Ben que se ubicaba en la intersección de calles Güemes y Mitre. El viernes pidió descansar y el sábado, cuando volvió a trabajar a las 15:30, se encontró con todo cerrado.

La señora Mónica Caro, en el transcurso del viernes a la noche cerró el local y cambió la cerradura. No podíamos entrar. Me dijeron que vaya a hacer la exposición en la comisaría para informar que no podíamos entrar a nuestro lugar de trabajo. Desde ese momento estamos con la incertidumbre de saber qué pasó con nosotros”, manifestó la mujer.

big ben

La desesperante situación de no encontrar respuestas llevó a los trabajadores a consultar al abogado de la dueña Mónica Caro, Eduardo Romani, quien no habría podido darle información acerca del repentino cierre.

“Una semana antes de que pase todo habíamos hecho una reunión con la dueña, nos dijo que aguantemos hasta abril porque desde hace ocho meses nos deben parte de los sueldos. Desde noviembre del 2016 no cobrábamos el sueldo completo. Somos aproximadamente 14 compañeros en esta situación”, señaló Figueroa.

Rubén Maita, uno de los trabajadores en el local del Paseo Libertad, contó que el sábado 29 llegó a la mañana a trabajar y encontró todo cerrado. “Los chicos que trabajan en los otros locales me dijeron que los dueños había ido el viernes a la noche a cerrar todo. Ahora queremos tramitar el fondo de desempleo pero no nos dieron telegrama de despido”, manifestó y señaló que él trabajaba en Big Ben hace 15 años y otros trabajadores tenían una antigüedad de 20 años.

Desde el Sindicato de Pasteleros, Fabián Guerrero, quien acompañó a los empleados despedidos de manera indirecta, dijo: “Desde un primer momento nos pusimos en contacto con los compañeros, tratando de ayudar en la parte legal. Lo normal hubiera sido que envíen una carta documento, en este caso es un despido indirecto. Nuestra institución dispuso un fondo social, una ayuda económica por seis meses e incorporó a los trabajadores en una bolsa de empleo”.

big ben2

Ahora, el local de Güemes y Mitre se encuentra en alquiler, y los trabajadores con una gran incertidumbre ya que nada de sabe de Mónica Caro, la dueña de la pastelería que una tenía una trayectoria de más de 20 años. 

Te puede interesar