Una obra social deberá cubrir la totalidad de una cirugía de corazón

Justicia 22 de enero de 2019
El procedimiento no es el convencional pero sus médicos aseguraron que buscan salvar su vida de la forma menos invasiva posible.
operacion

Una mujer que padece de estenosis aórtica severa tuvo que recurrir a la justicia para que su obra social, le dé cobertura para una cirugía poco convencional, que ayudará a mejorar significativamente su calidad de vida. Ahora el juez Benjamín Pérez Ruiz ordenó a la prestadora a cubrir con todos los gastos.

La mujer tiene 71 años y a la enfermedad se le suman otros padecimientos de base, es diabética insulinodependiente, con episodio isquémico cerebral de posible causa cardioembólico y con un cuadro psicológico de depresión y angustia, con ataques de pánico.

cirugia

El especialista que la atiende le recomendó, en forma urgente, una cirugía cardiovascular con implante valvular aórtico transcatéter (TAVI). La tradicional sería la cirugía de corazón abierto, pero la práctica TAVI es mucho menos invasiva, con menores riesgos, más idónea, más efectiva y con un postoperatorio altamente positivo en comparación con la práctica tradicional, según las recomendaciones de su médico tratante.

La obra social respondió la solicitud de forma negativa, adujo que no se justificaba y cuestionó los costos, a pesar de las situación y todos los planteos, el juez  condenó a la obra social a dar cobertura integral a la práctica solicitada, del 100% de la prótesis e intervención quirúrgica necesaria para el implante vascular aórtico transcatéter Corevale (TAVI), “puesto que es obligación de las obras sociales procurarles a sus afiliados medios aptos y eficaces que le aseguren una mejoría en sus dolencias o bien la mitigación de un dolor lacerante”.

Te puede interesar