Fue a reclamar la cuota alimentaria y terminó demorada más de 8 horas

Policiales 23 de enero de 2019
Valeria denunció que fue maltratada por efectivos de la comisaría de barrio Palermo cuando visitó la casa de su ex pareja. “Me agarraron del cuello como una delincuente y me llevaron arrastrando dos metros hasta el móvil”, dijo.
mujerdetenida

Cansada de esperar que su ex pareja le haga efectivo el pago de la cuota alimentaria que estableció la justicia, Valeria, según relató a InformateSalta, decidió ir hasta el domicilio del padre de sus tres hijos, ubicada en barrio Divino Niño, para reclamarle algún tipo de ayuda. 

Acompañada por su pequeña de 6 años, mantuvo un fuerte entredicho con las hermanas de su ex, quienes no solo se negaron a atenderla sino que la acusaron de hacer que su hermano perdiera el trabajo. “Yo les dije que traten de buscar la solución, porque era derecho de los chicos”, contó.

No obstante, a los pocos minutos, arribó la policía, y le hizo saber que pesaba sobre ella una orden de restricción de 200 metros por supuestos hechos de violencia y amenazas, de la cual nunca fue notificada, y que debía quedar demorada, situación a la cual se resistió debido a la ausencia de una femenina. “Aparte estaba con la nena, pedí que me dejen  hacer un llamado para que la pasen a buscar, pero no quisieron”. 

comisaria palermo ok


Ante su negativa, uno de los uniformados, quién según comentó se negó a identificarse, la “agarró del cuello como un delincuente, le tiró la mano para atrás y se la llevó arrastrando dos metros hasta el móvil, con la nena colgando”. “Es una locura lo que me hicieron los policías, porque yo no fui con un cuchillo o con un arma, solo fui a pedir lo que le pertenece a mis hijos”, dijo. 

Por último, contó que estuvo más de 8 horas en la comisaría y actualmente “siente mucho dolor en el brazo”, lesión que el médico legal se negó a constatar debido a que “no presentaba moretones”. “Me subieron de ‘prepo’ al móvil, no podía ni moverla, anoche no dormí del dolor en el hueso, impresionante como me dobló la mano, como agarran los delincuentes”, finalizó.

Te puede interesar