Pudo ser una tragedia: Le cayó un fruto gigante desde un árbol en plaza Evita

Sociedad 18 de febrero de 2019
Se trata de una piña de araucaria que posee una corteza dura y pueden llegar a pesar más de dos kilos. Los ejemplares que se encuentran en plazas públicas son muy peligrosos, ya que los frutos caen con fuerza y pueden causar daños severos. En plaza Evita, una mujer se salvó de casualidad.
araucaria1
araucaria1

Marina Gabriela, su mamá y su hija de cinco años fueron a pasar una tarde distendida en la Plaza Evita, ubicada en avenida Entre Ríos y Siria. Cuando la pequeña se divertía en un pelotero inflable, su madre y la abuela esperaban sentadas en un árbol bajo una araucaria.

“Nos sentamos con mi mamá a tomar mate y ví como que una pelota venía hacia mí y logré taparme la cara con mi mano, sentí que me rebotó algo pinchudo que cayó en mi pierna, sentí un golpe muy fuerte”, contó en InformateSalta Marina Gabriela.

araucaria2

Según contó la mujer, el fruto había rebotado en un banco y luego se dirigió hacia ellas. “Cayó tan fuerte que rompió el banco. Es una fruto que parece una piña, pero más grande. Imaginate si eso le cae en la cabeza a un niño”, sostuvo con preocupación. "Agradezco que en ese momento mi niña estaba en el pelotero, porque si hubiera estado conmigo podría haberla golpeado a ella y podría haber sido una tragedia", agregó.

Sobre las araucarias

La araucaria o pehuén (Araucaria araucana) es un árbol siempreverde, capaz de crecer hasta 50 m de altura, posee un tronco cilíndrico y muy recto, de hasta más de 2 m de diámetro. Los ejemplares comienzan a florecer a los 25 años, produciendo todos los años, pero cada 2 a 5 años en mayor abundancia.

Los frutos o piñas contienen semillas, suelen florecer en agosto y maduran, explotan y caen durante el inicio del otoño. Su peso puede variar y llegar hasta los 2 kilos, según si haya explotado o no.

Te puede interesar