Promueven campañas en rechazo a la ley Justina y al calendario de vacunas en Salta

Sociedad 19 de marzo de 2019
Se trata de dos iniciativas que rechazan una supuesta finalidad oculta detrás de la donación de órganos y la “ley VacuNazi”. Afirman que son parte “de una agenda masónica” que rige mundialmente y también en Argentina. Aseguran que la potestad del cuerpo fue vulnerada.
vacunas

Tomando réplica de movimientos internacionales, en Salta llegaron iniciativas en contra del uso obligatorio de las vacunas, sumando un rechazo de la Ley “Justina” de donación de órganos puesto que las mismas, según afirman, tienen otros propósitos que no son informados a la sociedad, además que hacen un sistema dictatorial para la sociedad en su aplicación.

El impulsor local de dos iniciativas es el profesor Federico Nazar, quien a través de las páginas Change.orgCitizengo (donde la gente puede subir campañas pidiendo la adhesión de los cibernautas), publicó un pedido para derogar lo que llamó la “ley VacuNazi” y contra la “cosecha de órganos” para investigación que hace la Ley Justina.

InformateSalta dialogó con Nazar, quien sobre esta última ley afirmó que “se informó al público una cosa pero la realidad es otra (…), yo estoy a favor de la donación de órganos pero esta ley no es lo que parece”. Para ser más claro indicó que “ante había donación, ahora somos donantes para investigación sin preguntarnos”. También aseveró que “los familiares quedaron privados de velar un cuerpo porque este ya fue dispuesto para investigar, me pregunto ¿para qué harán falta tantos cadáveres? (…), las familias tenían potestad sobre los cuerpos pero ahora no, ¡nos los expropiaron, es explotación forzosa de tu cuerpo!”, argumentó.

nuevo operativo ablacion organica

Con respecto a las vacunas, justificó que “convirtieron un acto médico en administrativo”. Para ser más claro, puntualizó que hay personas que no pueden recibir cierto tipo de vacunas debido a enfermedades o alergias, pero lo mismo les son aplicadas, sin importar las consecuencias. “Han convertido un sistema que debería ser médico en dictatorial, el médico ya no tiene potestad de defender a sus pacientes contra algo que les puede hacer mal”.

Otro argumento contra  la obligatoriedad de las vacunas apunta contra lo burocrático. “Si no tenés todas las vacunas, no podés renovar DNI, sacar pasaportes, registro, la ART, ni estudiar, etc., (…), en todos lados te piden el carnet de vacunación, no tenés escapatoria”, criticó Nazar.

Vacunas inyecciones

Como parte de este rechazo, apuntó a los legisladores que acompañan con su voto “estas leyes de terror”, junto a “una ignorancia total” en torno a la realidad que habría detrás de dichas cuestiones. También espetó que estamos bajo el control “de un gobierno mundial masónico, aunque la gente no lo sabe, cumplimos una senda masónica a rajatabla, éste gobierno (por el argentino) es masón y hace todo lo que le marca el FMI según su agenda masónica”, subrayó.

Te puede interesar