El dólar se dispara a $43 y se acerca a su máximo histórico

Economía 22 de marzo de 2019
En nueva jornada tormentosa en el plano internacional, el peso vuelve a ser la moneda que más se devalúa.
Dolar
Dolar

El mercado cambiario arrancó con un sorprendente impulso desde inicios de la rueda, donde se disparó más de un peso para cotizar a $42 en el segmento mayorista y los $43 en el Banco Nación.

De esta manera, vuelve a acercarse al pico histórico registrado el último 7 de marzo cuando llegó a promediar los $43,41 en las principales entidades bancarias.

El alza de la divisa se produce a raíz de un tormentoso escenario internacional, donde todas las monedas emergentes se ven afectadas. Es que si bien la decisión de la Fed de mantener la tasa tranquilizó al mercado, su pronóstico de desaceleración de la economía de los Estados Unidos enciende varias alarmas.

"A su vez, el menor crecimiento de la economía China afecta a los commodities, en Europa el Brexit no se termina de resolver, Alemania está con datos económicos muy malos, en Suiza vinieron muy mal los balances de los bancos que son entidades emblemáticas en todo el continente y se está demorando el acuerdo de Trump con Xi Jinping. Entonces se produce un flight to quality al dólar", explicó a este medio el analista de mercados Francisco Uriburu.

Pero como de costumbre, dadas las vulnerabilidades de la macroeconomía argentina, el peso nuevamente encabeza el ranking de las monedas más devaluadas, al depreciarse un 2,6% con la particularidad de haberse producido solamente con una operación de un millón de dólares en el mercado.

La segunda moneda más afectada fue el real brasilero con un 2,4%, que como anticipó LPO, se vio seriamente perjudicada luego de la detención del ex presidente Michel Temer y el ex ministro Moreira Franco. Sucede que ambos están estrechamente relacionados al presidente de la Cámara de Diputados Rodrigo Maia, por lo que el mercado deduce que el hecho complicaría la aprobación de la reforma previsional que ya fue presentada al Congreso.

"La turbulencia en los mercados responde a los problemas políticos de Argentina y Brasil, que al ser las economías más importantes de la región, asusta a los inversores y contagia a todo el resto", agregó Uriburu.

Te puede interesar