Alejandra Salas, la locutora de Ronnie Arias, bajó 45 kilos y le cambió la vida: “Me dijeron que si seguía así me moría a los 50”

Medios 22 de marzo de 2019
Le advirtió una amiga y esa frase fue el motor que impulsó su cambio.
1477481892_534613_1477482519_noticia_normal

Alejandra Salas es una reconocida locutora que trabaja junto a Ronnie Arias en FM 100 y por mucho tiempo tuvo que luchar contra la obesidad. Finalmente y luego de realizarse un bypass gástrico, cambió su vida.

"Si seguís así te morís, no llegás a los 50", le advirtió una amiga y esa frase fue el motor que impulsó su cambio.

"Viviana Barborini, una amiga mía me dijo: ’si seguís así, te vas a morir’. Vino una vez a mi casa, abro la puerta, me miró de arriba abajo y me dijo ’no llegás a los 50, mi amiga se muere antes de los 50, las nenas se quedan sin mamá’. ¿Viste cuando te pega de una manera? Porque yo nunca recibí esa imagen, yo nunca me vi así", contó Salas en Los ángeles de la mañana.

"Tenía más de 45 kilos de más, más de una Luciana Salazar, para que te hagas una idea. Porque la obesidad es una enfermedad realmente y la mayoría de las personas obesas, cuando se miran al espejo, no reciben la imagen que tenés. Y no me hacía análisis, no veía al médico, nada", explicó.

"Tener 45 kilos de más me complicaba en todo. No me podía atar las zapatillas, no podía subir un piso por la escalera porque no me daba el aire y, sin embargo, no tomaba conciencia. La vida social también se te complica, te volvés súper sedentaria, olvidate de conseguir algo de un vestido", graficó.

Consultada por los motivos que la llevaron a ese extremo, más allá de que la obesidad es una enfermedad, contó:  "Después de tener a mi primera hija, yo con el embarazo engordé 30 kilos y nunca los pude bajar. El estómago  se me agrandó. Y el sobrepeso te da también la vida sedentaria, porque caminás y te agitás, el corazón parece que te explota, entonces, ¿qué hacés? Nada, te quedás sentada. No comía mucho, pero comía mal".

"No me pidieron de bajar de peso, pero sí que despejara la grasa del estómago porque te infla. Te hacen hacer una dieta líquida, que no es grave, de una semana a diez días. La previa es lo más difícil porque tenés el estómago agrandado, entonces esos diez días anteriores tenés que estar a líquido, se puede hacer, obvio, y uno se tiene que concientizar y que es 100% salud", dijo respecto a los pasos previos a la opción.

Y cerró: "La operación me cambió el estilo de vida. Hay que tomar conciencia que la obesidad es una enfermedad".

Te puede interesar