Bagayeros, en estado de alerta: se mantienen a la vera de la ruta 50

Interior 04 de abril de 2019
El juez Federal de Tartagal, Carlos Martínez Frugoni, se encuentran reunidos con representantes de los bagayeros en la ciudad de Orán. Entre otras cosas, piden prorrogar un año la implementación del nuevo régimen. “El 90% no puede cumplir con los requisitos”, expresó el periodista Conegliano.
tension

Horas de pánico y tensión se viven en la ciudad de Orán luego que cientos de trabajadores se apostaran desde el lunes a la vera de la ruta 50 para solicitar, entre otras cosas, una prórroga de un año en la implementación del Régimen Simplificado de Importación para la zona de frontera.

Al respecto, Maximiliano Conegliano, periodista de diario El Oranense, en diálogo con InformateSalta, explicó que los trabajadores se comprometieron a mantener liberada la ruta durante la negociación. “Solamente hubo un corte el día lunes, y después de allí se liberó”, manifestó.

Sobre los pasos a seguir, detalló cerca del mediodía está previsto que el juez Federal de Tartagal, Carlos Martínez Frugoni reciba a un grupo de representantes de los bagayeros en la ciudad de Orán. "La intención es armar una especie de hoja de ruta con los reclamos, y con un montón de puntos que se van analizar”.

También sostuvo que una diputada de Bermejo, Bolivia, propuso una reunión mañana en el consulado de Bolivia con autoridades de ambos países para ver como destrabar el conflicto. “Es una complicación para ellos, porque las ventas han bajado mucho, y no está yendo la gente que se pretende”.

Entre los reclamos, indicó que está vinculado al incremento de los impuestos y los más de 20 requisitos necesarios para adherir al régimen. “No es para cualquiera, tenes un montón de requisitos, el 90% no los cumple, como el tema de tener no tener ninguna causa penal, es algo que a ellos los complica porque la mayoría tiene”.

Asimismo enfatizó que los trabajadores afectados serían entre 1500 y 3000 personas, a los que se suman los que indirectamente viven de la actividad. “Se puede llegar a hablar hasta de 5 mil personas, esto es algo que fue creciendo. Hay mucha gente metida en todo esto, hay barrios enteros que son de bagayeros es impresionante”.

Por último, aseveró que hay muchos intereses en juego. “Hay muchos intereses políticos y económicos pero todos tenemos fe que se pueda llegar a buen puerto con esto”, finalizó.

Te puede interesar