Macri, Cristina o el fin de la grieta: ¿haciendo campaña para quién?

Elecciones 2019 07 de abril de 2019 Por
Macri 30%. Kirchnerismo 30%. Ni uno ni el otro 30%. ¿Quién ganará en este contexto tan cerrado? ¿A qué sector de los votantes apuntarán las campañas políticas?
macri cristina y alternativa federal

Casi todas las encuestas coinciden en que el núcleo duro de los dos principales dirigentes del país ronda el 30%, puntos más puntos menos. Tan es así que haga lo que haga Mauricio Macri, un 30% del electorado sigue confiando en él. Con más errores que aciertos, esa porción de votantes aún creen que en algún momento las cosas van a cambiar y la situación va a mejorar de una buena vez.

En tanto, por el lado de Cristina Fernández, ocurre lo mismo. Por más denuncias y causas judiciales que pesen sobre ella, esa porción del electorado está segura que con ella estábamos mejor. Y creen que es víctima del nuevo gobierno que pretende atribuirle el origen de todos los males actuales. En todo caso, dicen, al menos con ella el país estaba mejor y priorizan la situación económica a esos hechos de corrupción de los que pudo ser parte.

Esa situación se ha mantenido por el tiempo y se mantiene casi inmutable a pesar de las noticias de cada día.

El restante 30% no se puede asegurar vaya a elegir la avenida del medio (generalmente no ocurre aunque hay quienes ésta podría ser la oportunidad). Parte de esos electores podría definir su voto cerca de las elecciones, en base a lo que ofrezcan en campaña, a lo que les resulte más creíble, o a quien consideren que con su voto ayudan (voto útil).

Obviamente muchos votarán por un candidato que no sea Mauricio Macri o Cristina Fernández.

Este sector que hoy representan Urtubey, Mazza y Lavagna principalmente, algunos dicen suma ese otro 30%, y quien gane en las PASO pasará a Octubre.

Así las cosas tendremos 3 sectores con el 30% de votos cada uno.

Vale aclarar que para completar el 100% queda un 10% que vota siempre por la izquierda, o por candidatos menores o en blanco, por lo que no los tenemos en cuenta al momento de hablar de los tercios.

Qué nos queda

Por eso lo más interesante y activo electoralmente que se ve hasta el momento es lo que ocurre en este sector (denominado Alternativa Federal), donde los 3 pujan con quedarse con este otro 30%. Por un lado, Lavagna mostrándose como el experimentado, el salvador en un contexto de crisis económica. Mazza como el mejor peronista no kirchnerista, y Urtubey como la renovación buscando poner fin a la grieta.

Entonces, qué queda por hacer. Las campañas electorales, ¿a quiénes apuntan? ¿Con qué finalidad se hacen? Si la torta de indecisos es tan pequeña, ¿dónde se pueden buscar nuevos votos que ayuden a ganar?

Por el lado del macrismo y el kirchnerismo, habrá mensajes que simplemente apunten a reforzar y mantener fiel a esos núcleos duros, diferenciando un gobierno del otro, ya sea mostrando las bondades propias o resaltando errores del otro. Pero no mucho más.

Todos saben que pasadas las PASO, los dos más votados irán al ballotage ya que es imposible pensar alguien gane en primera vuelta. En el macrismo juegan el 100% de sus fichas a que en esa instancia, teniendo un mano a mano con Cristina, la gente votará por no volver al pasado, eligiendo al menos malo de los dos, o sea Macri. No tienen Plan B.

De lo que piensa hacer el kirchnerismo se conoce poco y nada. No se sabe ni siquiera cuándo Cristina se lanzará ni con qué promesas, pero si saben que la mejor manera de sumar votos es que no aparezca.

No será una elección más, esto recién empieza. Es demasiado pronto para suponer el final de esta película: si habrá una nueva oportunidad para CAMBIEMOS; si hay vuelta al Kirchnerismo o la avenida del medio logra colarse.

El panorama es poco alentador para los argentinos, pero desafiante para los equipos de campaña.

¿Será que habrá una nuevo período de gobierno para el actual, cuyo único mérito fue el haber puesto un freno al kirchnerismo, con todo lo que ello implica (los casos de corrupción, el modelo populista, la cercanía con Venezuela, entre otras cosas), pero del cual se pueden sacar pocas cosas positivas?

¿O será que en vez de avanzar la sociedad elige nuevamente al pasado, pensando más con el bolsillo que con la razón?

¿El fin de la grieta será factible con alguno de los candidatos de Alternativa Federal?

Este escenario por demás incierto para los votantes argentinos, exige que los equipos de campaña agudicen el ingenio, buscando la manera de afianzar esos votos propios, buscando a los indecisos, tratando de seducir a los desencantados. No será tarea fácil y lo saben. El desafío es enorme, pero el premio también. 

Te puede interesar