El nuevo Código Procesal Penal busca reducir sustancialmente los tiempos de la justicia

Justicia 08 de abril de 2019
De visita en Salta, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, destacó las bondades de las reformas que entrarán en vigencia el 10 de junio. “Va a cambiar la forma de investigar casos graves,” dijo.
German Garavano

La Universidad Católica de Salta (UCASAL) fue sede de un seminario en el que se debatió los cambios que experimentará la justicia desde el próximo 10 de junio, con la implementación del nuevo Código Procesal Federal Penal.

Uno de los disertantes fue el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, quien intercambio unas breves palabras con la prensa salteña y destacó las bondades de la reforma.

Lo hace es cambiar como investiga la justicia federal, especialmente los casos graves, de corrupción, narcotráfico, trata de personas. Este Código prevé procesos más rápidos, más agiles, con audiencias orales, con  más derechos para las víctimas y con un proceso que debería durar sustancialmente menos. Hoy tenemos procesos que duran más de 10 años, nosotros esperamos que esto se reduzca sustancialmente y a partir de la experiencia que se de en Salta y Jujuy, se aplique al resto del país,” dijo.

En este sentido, destacó que a través del programa Justicia 2020, el gobierno trabajo en un programa en el que más de 50 mil personas de todo el país, hicieron su aporte.  “Hemos logrado reformas sustanciales en todo lo que tiene que ver con la justicia penal, la ley de víctimas, que permite que las víctimas tengan un lugar en el proceso y no sean solo los victimarios, la ley de juicios abreviados, la ley de fragancia, que permite procesos rápidos, la ley de responsabilidad  penal de las personas jurídicas y las empresas, son por primera vez en nuestro país responsables de delitos, cosa que antes no sucedía,” expresó.

Asimismo, subrayó que incluye fuertes reformas en la responsabilidad penal juvenil, que baja a 15 la edad de imputabilidad para hechos graves.  “Es todo un conjunto de herramientas de un plan diseñado, implementado en estos últimos años, que debiera realmente mejorar la justicia penal en todo el país. No son procesos inmediatos, esto no es mágico, requiere mucho trabajo, requiere inversión que se está llevando adelante, pero la verdad que somos optimistas, nosotros estimamos que va a ser un proceso de alrededor de 5 años, pero donde los resultados van a ser muy tangibles,” concluyó.  

Te puede interesar