Imputaron a la dueña de la ex Tetera de Porcelana y a una empleada por la muerte de un bebé

Justicia 09 de abril de 2019
El fiscal Pablo Rivero las acusó de homicidio culposo y en un duro decreto de imputación expuso las falencias de ambas.
tetera de porcelana ok

Tras nueve meses de investigación, hoy el fiscal Pablo Rivero imputó a la dueña de la ex Tetera de Porcelana Luciana Dan y a quien era su empleada Cristina María Yapura, acusadas de homicidio culposo, tras la muerte de un bebé de ocho meses que estaba a su cuidado el 19 de julio pasado.

Ambas se presentaron acompañadas de un abogado particular y decidieron declarar por escrito, la audiencia de imputación se logró gracias a un trabajo intensivo que demandó de numerosas medidas probatorias como  la recepción de testimonios, análisis de cámaras de seguridad, estudios complementarios de la autopsia practicada al niño y la realización de una junta médica.

En un duro escrito, el fiscal aseguró que Nicolás murió a causa de una neumopatía (bronquilitis), broncoaspiración y de los elementos colectados se determinó que el bebé estaba a cargo de las acusadas.

Rivero aseguró que la responsabilidad de Luciana obedece a que su conducta negligente contribuyó al resultado muerte, al haber contratado para el cuidado de un bebé, a una persona que no tenía idoneidad necesaria para asumir el rol, es decir no estaba capacitada.

En tanto, Cristina María Yapura, en su carácter de empleada de la guardería, tenía la obligación de cuidado, protección y vigilancia constante del niño, habiendo incurrido en una conducta omisiva que derivó en la muerte del bebé, que falleció por broncoaspiración, lo que demuestra que hubo un lapso en el que el menor no estaba siendo vigilado por la persona que lo tenía a cargo, ya que de haberlo estado observando, habría podido percibir manifestaciones externas e intervenir para salvarle la vida. Finalmente el fiscal expresa que se sospecha que las maniobras de resucitación que se hicieron, fueron extemporáneas.

De ese día se sabe que la fatalidad se desarrolló a las 19:15 cuando la policía fue alertada de que un bebé de nueves meses se había descompensado dentro de la ex guardería Tetera de Porcelana que funcionaba en Santa Fe al 600. Los efectivos llegaron al lugar y al ver el grave estado del bebé lo llevaron en el móvil policial hasta el Hospital Materno Infantil.

Tetera

Los padres de Nicolás se enteraron de lo que estaba pasando porque recibieron un mensaje a su celular de la cuidadora. Devastados salieron a desmentir las primeras versiones que hablaban de que habían dejado al bebé enfermo.

“Nosotros lo llevamos sano” contó Mariana en aquella oportunidad. “Mi hijo no estuvo internado los días que dijeron, en  mayo fue hospitalizado dos días, le dieron de alta e hizo reposo en mi casa, no asistió a la guardería pero fue en mayo, cuando le dieron el alta definitiva y nos dijeron que ya podía asistir a la guardería sin medicamentos ni otro tratamiento, por eso nosotros lo mandamos”, relató.

Antes de que vuelva no tenía nada, estaba sano, le hicimos todo los controles médicos como corresponde, estaba totalmente sano, no tenía ninguna enfermedad”, aseguró.

Te puede interesar