Con ayuda de una pinturería, la escuela Urquiza pudo restaurar su fachada

Educación 10 de abril de 2019
Tras la marcha por el Día de la Memoria, las paredes del establecimiento quedaron con grafitis. Al conocer lo sucedió, Pinturería Martel se solidarizó con los docentes y les donó todo lo necesario para volver a lucir limpia.
escuela Urquiza

De la tristeza y la bronca, a una alegría terrible. Eso es lo que sintió Marcela Chocobar, directora de la Escuela Urquiza cuando recibió un inesperado llamado que la ayudaría a poder pintar y tapar los grafitis que quedaron en sus paredes tras la marcha del Día de la Memoria.

La docente contó a Somos Salta que Liliana Chávez, tesorera de Pinturería Martel, se enteró de lo sucedido por las noticias e inmediatamente se comunicó con ella para ofrecerle su ayuda. El negocio decidió donarle la pintura y todos los elementos necesarios para volver a dejar la escuela en condiciones.

Vino la señora con la pintura y también con pintura blanca para las escaleras, amarilla, con las lijas, el latex, con todo lo que necesitábamos y un poco más. Así que felices. Vino el pintor y me dijo que me iba a rebajar el precio y al final se ofreció a hacerlo gratis. Hoy vengo y la veo así a la escuela, estoy feliz,” expresó.

Lo que más les afligía es que este año el establecimiento educativo cumple 140 años de su creación y querían embellecer el frente, arruinado por el accionar vandálico de unos cuantos. Sin embargo, gracias a la solidaridad de un comercio, de los padres, docentes y los propios alumnos, pudieron cumplir un “sueño”, el que creía que iba a demorar en cumplirse.

Te puede interesar