Mirko quedó discapacitado tras una bronquiolitis y hoy su familia pide justicia

Sociedad 22 de abril de 2019
Cristian y Claudia son los papás del niño de 10 meses que permanece hospitalizado en el Materno Infantil desde julio de 2018. Ingresó una enfermedad respiratoria y terminó con una discapacidad del 85%. Les urge una internación domiciliaria.
bebéMirko

Cristian dialogó con InformateSalta mientras permanece junto a su hijo Mirko quien se encuentra hospitalizado en el Hospital Materno Infantil desde agosto de 2018. Recuerda que su pequeño, el sexto hijo de la pareja, llegó a este mundo en junio de 2018 en perfecto estado. Pasado algunos días, el 13 de julio el bebé fue diagnosticado con bronquiolitis. 

Con este cuadro, el pequeño fue llevado de inmediato al hospital Materno Infantil donde lo conectaron a un respirador artificial por unas complicaciones. A los seis días le retiraron el respirador, y de inmediato se comenzó a alimentarlo con jeringa.  Un día la enfermera que debía velar por él no se percató que el niño se ahogaba, según denuncian, se encontraba con auriculares. En ese momento, la madre de Mirko se había retirado unos instantes.

"Mi esposa contó que estaba con los auriculares puestos y el celular. Ella le toca el hombro diciéndole que se iba hasta abajo para alimentarse porque tenía que sacarse leche para que le den al bebé. Cuando vuelve, en menos de 10 minutos, se da con que los doctores estaban limpiándolo  y tratando de reanimarlo. Le había agarrado dos paros cardíacos, o sea, prácticamente estuvo 12 minutos sin oxígeno en el cerebro, lo reaniman y entró en un coma de 12 días. Cuando empezó a reaccionar vimos que ya no era el mismo bebé que llevamos el 13 de julio. Se le hizo resonancia y todo, se le detectó encefalopatía crónica no evolutiva, retraso madurativo global, trastorno deglutorio, o esa el no se mueve como un bebé de 10 meses" relató el padre.

Tras esta situación dramática hicieron una denuncia que está a cargo de la Fiscalía Penal  Nº 2 donde denunciaron a la enfermera por descuidar a su hijo  y a una doctora por haber ordenado la alimentación de su hijo cuando no correspondía con el procedimiento que se lo hizo. Hoy por hoy ambas siguen en sus puestos de trabajo y desconoce si se les inició algún tipo de sumario. 

"Están denunciadas, en esa denuncia la Fiscalía mandó a pedir las pruebas y del hospital le respondieron que las cámaras habían sido borradas. Parecía ser un hecho natural porque no tenían las pruebas fehacientes para incriminar a nadie. Yo empecé a insistir y la auxiliar fiscal me atendió y me dijo que se iban a hacer cargo, mandaron el expediente completo y la semana pasada vino un médico perito. Hizo todo el relevamiento y quedó que me iba notificar y hasta el día de hoy nada, esto fue hace 10 días atrás". 

Cristian, internado desde el 28 de agosto al lado de Mirko, donde no lo deja en ningún momento, anhela poder estar con su familia completa ya que esta tragedia los partió en dos, les cambió totalmente la vida. El solo está con Mirko, su señora afectada psicológicamente debe trabajar haciendo pan casero para el sustento de todos y solo puede verlo una hora al día a su pequeño. 

"Yo no sé lo que es dormir, me olvide lo que es trabajar, ya va hacer casi un año, yo hace más de 7 meses no sé lo que es dormir en una cama, volver a estar con mi esposa, compartir algo, compartir algo con mis hijos, se desmembró la familia. Mi esposa está perjudicada psicológicamente, anímicamente, en todo sentido es la más perjudicada porque le arrancaron a su bebé" agregó. 

Cristian y la familia espera poder volver a reunirse y estar junto a Mirko a través de una internación domiciliaria, la cual debe ser autorizada desde el Ministerio ya que necesita un enfermero las 24 horas, bomba para alimentación y otros servicios. Además le urge volver a trabajar para poder pagar la casa que les fue otorgada por IPV que por el momento está siendo condonada. 

Te puede interesar