Sufrió un infarto, fue a la clínica y quedó detenido

Policiales 05 de mayo de 2019
Un caponarco salteño que era intensamente buscado desde hace años quedó detenido cuando llegó a una clínica de Tres Cerritos por una grave dolencia cardíaca.
dencinarco01

Un escurridizo caponarco salteño, vastamente conocido en la región cuyana, finalmente fue detenido por la policía salteña de urgencia en el Hospital Privado de Tres Cerritos, lugar adonde había llegado -como a otros sitios- de incógnito.

Había logrado sobrellevar la enfermedad con médicos particulares y enfermeros privados hasta que tuvo que ser internado por un infarto.

El sujeto, solicitado por el Juzgado Federal de Mendoza por diversas causas vinculadas con el transporte, acopio y venta de sustancias ilegales (cocaína), concurrió al sanatorio privado en esta capital con un severo diagnóstico de insuficiencia cardíaca del que se dice derivó en un infarto grave pero no terminal.

El narcoprófugo fue identificado por la Policía como Hugo Américo Rojas, requerido en diversos expedientes todos ligados al narcotráfico.

Se dice que ingresó al sanatorio en estado delicado y debido a la gravedad del cuadro y a una posible intervención de urgencia debió ser identificado plenamente, quedando al descubierto su verdadera identidad, lo que movió inmediatamente los resortes de la Justicia. Al narco, apenas se repuso de las horas pasadas, le fueron leídas las imputaciones que pesan en su contra y poco después se le comunicó su calidad de detenido.

Aún en la gravedad de su estado, Rojas quedó bajo una fuerte custodia policial a la espera de su recuperación y su posterior traslado hacia la ciudad de Mendoza donde tiene abiertas varias causas.

Rojas tenía un pedido de captura nacional e internacional desde el año 2016 y otros en el año 2017.

Te puede interesar