“No quiero que le pase a nadie lo que yo viví”

Policiales 20/08/2015
Patricia Bautista, la joven mamá que fue raptada, golpeada y abusada sexualmente, confirmó que tiene mucho miedo y debe convivir las 24 horas con custodia policial. Su secuestrador permanece detenido.

Patricia Bautista fue sometida a todo tipo de maltratos, abuso sexual y golpes por parte de un sujeto que le prometió que iba a ayudarle a cuidar de sus hijos y de su mamá, Margarita, una anciana postrada desde hace años en una silla de ruedas.

Desde entonces, no puede dormir, tiene mucho miedo. Pese a tener custodia policial durante las 24 horas del días, no quiere salir de su casa. No solo le preocupa su integridad física sino también el bienestar de sus seres queridos.

Hace días, entre lágrimas, relató el calvario que vivió durante más de dos meses y deseó con toda su alma que no vuelva a sucederle a ninguna mujer. “No quiero que le pase a nadie lo que yo viví”, dijo.

Patricia no baja los brazos y pide a gritos que se haga justicia. “Me siento con fuerza para seguir adelante, con personal policial, me siento más segura. Me deja más tranquila que él estará detenido hasta que salga el juicio”, relata.

Afortunadamente, los estudios médicos, determinaron que pese a las reiteradas violaciones, no está embarazada y tampoco tiene VIH. La mujer sostiene que difícilmente pueda olvidar todo lo que vivió pero tiene fe en que lo superará.

Fuente: Canal 11

Te puede interesar