Los 7 errores de la política económica de los últimos años

Economía 17/08/2015
Desde el cepo cambiario hasta el tratamiento hostil a los productores del campo y la manipulación de las estadísticas, varios han sido los motivos que han llevado a la economía nacional a estancarse.

Como todo el mundo parece coincidir, la gestión macroeconómica local fue relativamente exitosa durante el período 2003-2011, con mucha suerte por el "viento de cola", pero se han acumulado distorsiones desde entonces. Los años de la segunda gestión de Cristina son de vacas flacas por la desconfianza local y externa que se refleja en el riesgo país.

La gestión se resume en un juego de los 7 errores en los que el Gobierno pareciera estar entrampado. Lo que se percibe es que el arco se va achicando y que cada vez es más difícil estar en una posición que nos permita salir creciendo fuerte a partir del 2016. A continuación, los 7 errores de la política económica de los últimos años.

1) Un primer error es el de dejar que el tipo de cambio se aprecie todavía más. El sector agropecuario ha perdido rentabilidad, en particular las economías regionales, y buena parte de la industria también. La balanza comercial de la industria es francamente negativa y si bien estamos muy lejos de la distorsión cambiaria de fines de los 70 y fines de los 90, habría que corregir este punto que fue en su momento central al modelo productivo K. No se está pensando en una megadevaluación sino en ajustes menores acompañados por la reducción de la inflación que dejen al tipo real de cambio más alineado con la rentabilidad deseable del sector productivo.

2) Otro error está en el tratamiento hostil hacia el negocio agropecuario en sentido genérico que se profundizó con la 125 en 2008 pero que siguió después. El sector estrella de la economía debería ser cuidado especialmente (su maltrato nos perjudicó enormemente a partir de los años 40). Se puede encontrar espacio para una mejor distribución del ingreso sin ser confiscatorios con el sector más dinámico de la economía argentina. Es increíble por lo discrecional lo sucedido en particular en cuanto a carne, lácteos y trigo.

3) El otro sector con enormes distorsiones es el energético. No es una cuestión de corto plazo, últimamente no es tapa de ningún matutino, pero es muy seria la problemática a mediano y largo plazo ya que compromete la oferta disponible. Con Vaca Muerta tenemos la cara positiva de un sector clave para el país.

4) Otro error del Gobierno es manipular las estadísticas. Sin comentarios.

5) El manejo del gasto público que crece a niveles más que importantes en términos del PIB requiere una moderación prudencial. Esto conecta directamente con la desmesura de los subsidios que representan el 80% del déficit fiscal.

6) La negación del camino de negociación con los holdouts resulta a todas luces cuestionable. Sería ideal aprovechar, como lo señalan muchos analistas, esta posibilidad de acudir a líneas más flexibles de financiamiento porque tenemos un riesgo país alto y no será fácil pagar los vencimientos que vienen por delante.

7) Como último error, no haber sido más agresivos en mitigar la pobreza y la exclusión social. En definitiva, una agenda incompleta donde manda claramente la política sobre la economía y donde será clave llegar a consensos si queremos salir de este estado de trampa social. 

Fuente: Infobae.com

Te puede interesar