Ya muerta Farré siguió apuñalando a su ex con dos cuchillos

Policiales 24/08/2015
Según la autopsia, Claudia Schaefer murió como consecuencia de un profundo corte en el cuello al ser atacada en el vestidor de la casa del country Martindale de Pilar.

Las marcas en el cadáver de Claudia Schaefer revelaron la secuencia de su muerte. Primero hubo una fuerte pelea. Ella intentó defenderse y casi pierde una falange de un dedo. Fernando Farré recibió un golpe de puño en un ojo. Ese fue apenas el comienzo de la escalada violenta. El empresario tomó dos cuchillos y atacó a la madre de sus tres hijos desde atrás: la degolló hasta dejarla prácticamente decapitada. Luego, continuó aplicándole más cortes y puntazos, sobre todo en el pecho, cuando ella ya estaba muerta.

Según consignó Tiempo Argentino, esos son los primeros datos que los investigadores recibieron de la autopsia. También se desprende que los dos cuchillos tramontina que fueron hallados en la escena del crimen, en el vestidor de la casa del exclusivo country Martindale de Pilar, fueron utilizados solo por Farré. Uno de ellos fue clavado con tanta saña que se le dobló la punta.

El cadáver de la víctima ya fue entregado a su familia, pero con la condición de que no fuera cremado por si ordenan más pericias. En tanto, el asesino fue trasladado al penal de Melchor Romero.

La titular de la UFI de Delitos vinculados a la Violencia de Género de Pilar, Carolina Carballido, tendrá hoy una jornada agitada. A primera hora, declarará el abogado civil de Schaefer, quien estaba presente en el momento del crimen, aunque no estaba en el mismo ambiente. La fiscal quiere establecer cómo estaba el asesino antes y después de matar.

Por otra parte, se sabe que la abogada que acompañaba al hombre ya declaró ante la policía, pero dentro de 15 días ampliaría su testimonio en sede judicial, cuando regrese de un viaje al exterior.

Carballido también ordenará hoy que se le practiquen al empresario una batería de pericias psiquiátricas y psicológicas para establecer si actuó en estado de emoción violenta como pretende demostrar el abogado defensor Gustavo Álvarez.

También trascendió que el equipo de emergencias y contención de la UFI ya se puso en contacto con la hermana de la víctima para contener a su familia.

El crimen

Cerca de las 11:30 del viernes, Farré, de 52 años, y Schaefer, de 44, se reunieron en el chalet del lote 5 del country ubicado en la localidad de Derqui con la idea de realizar la separación de bienes y ultimar los detalles del divorcio. En el pasado, ambos compartían esa vivienda los fines de semana.

Desde hacía por lo menos un año atrás estaban separados de hecho: Ella vivía en un departamento en la avenida Del Libertador al 1700, en Recoleta, y el empresario se había mudado a la casa del country.

Según se pudo reconstruir, el viernes asistieron al encuentro no sólo el empresario y su ex mujer. Ella llevaba una valija vacía para llevarse algunas pertenencias. También estaban la madre de Farré, una abogada por parte de él y un abogado acompañándola a ella. Es que la mujer lo había denunciado por violencia de género y la justicia, de hecho, le había decretado una restricción perimetral que fue levantada de común acuerdo unos días antes del femicidio.

Todo ocurrió de un momento a otro, cuando los abogados dialogaban afuera de la casa. "La discusión se habría originado en la cocina. Cuando caminaban hacia el cuarto, él tomó los cuchillos. Luego entraron al vestidor y él lo cerró con llave y la atacó", detalló el comisario Eduardo Molina, subjefe de la Jefatura Departamental Pilar.

Tanto la madre de Farré como los abogados intentaron romper la puerta del vestidor para ingresar, pero como no pudieron hacerlo, salieron al parque y vieron por una ventana cómo el hombre acuchillaba a la mujer.

Rápidamente, rompieron la ventana pero Schaefer ya estaba muerta desangrada en el suelo. Cuando la policía llegó al lugar encontraron a Farré sentado en un sillón, en aparente estado de shock, al lado del cadáver de su ex pareja.

Los hijos

El abogado de Fernando Farré, Gustavo Álvarez, dijo ayer en declaraciones radiales que los tres hijos de la pareja –una adolescente de 14 años, un varón de 12 y otro de ocho– quedaron por ahora al cuidado de la madre del imputado y su hermano. "De la familia de Claudia (Schaefer) no se sabe nada", agregó el abogado.

Fuente: Portal de Internet

Te puede interesar