Revés para la defensa del asesino de Zurita

Justicia 25/08/2015
La muerte de Gabriela Zurita será juzgada con la ley de género, al ser rechazado un recurso interpuesto por su defensa.

El juez de Garantías de Cuarta Nominación, Diego Rodríguez Pipino, rechazó un recurso de inconstitucionalidad de la ley penal de violencia de género (artículo 80, inciso 11) interpuesto por la defensa técnica de Gustavo Adolfo Herrera Leañes, imputado por homicidio calificado agravado por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género en perjuicio de Gabriela Romina Zurita.

El hecho criminal ocurrió en los primeros días de julio, cuando el imputado tras una noche de alcohol y drogas le quitó la vida a Zurita utilizando un bloque de cemento.

En su planteo, el defensor Daniel Luna había argumentado que "la aplicación de la ley de violencia de género en esta causa provocó un agravio" a su defendido, y consideró que resulta "inexplicable que una mujer que mata tenga menor pena que un hombre", siendo esto inconstitucional.

Con este argumento, el defensor pretendió que el peso de la ley vigente se atenúe para su defendido, cosa a la que el juez de Garantías no hizo lugar.

Con este revés, el femicida será juzgado plenamente con la ley de género vigente.

Argumentación


El juez Rodríguez Pipino aclaró en su fallo: "La introducción de la figura de femicidio en nuestro ordenamiento legal responde a la obligación general de garantizar los derechos humanos que emanan de tratados internacionales como la ley 26.485, junto a la Convención sobre eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Constitución nacional, que conforman un bloque normativo en materia de violencia contra la mujer".

En virtud de esto, "el derecho internacional de los derechos humanos en Argentina, compuesto por el bloque anteriormente señalado y la Convención de Belem Do Pará de 1994, compromete a todos los Estados parte a adoptar todas las medidas adecuadas, incluso legislativas, para asegurar la plena vigencia de los derechos humanos y, desde tal perspectiva, enfrentar el fenómeno de la violencia contra la mujer".

Además, en orden a lo establecido por el artículo 16 de la Carta Magna, el magistrado consideró relevante señalar que "más allá de las pautas de orden internacional referidas, el argumento de fondo que justifica el agravamiento de las penas en estos casos es que la violencia contra las mujeres -cometida por hombres- no solo afecta la vida, la integridad física, psíquica o su libertad sexual, sino que existe un elemento adicional que se encuentra dado precisamente por la discriminación y la subordinación implícita en la violencia de que ellas son víctimas". 

Fuente: Diario El Tribuno

Te puede interesar