La salteñidad de Lola Mora analizada en un filme de Alejandro Arroz

Archivo 08 de junio de 2009
La realización cinematográfica está basada en un trabajo de investigación de Antonio Sorich. El documental "La otra Lola Mora" se verá hoy, a partir de las 19, en la sede del Museo de Bellas Artes.

Se cumplió un nuevo aniversario de la muerte de Lola Mora y para conmemorarlo, el Museo de Bellas Artes tiene programado un especial homenaje a la genial escultora.

Hoy, a partir de las 19, en la sede ubicada en la intersección de las avenidas Sarmiento y Belgrano, se proyectará el documental "La otra Lola Mora", dirigido por Alejandro Arroz.

La obra cinematográfica está basada en un trabajo de investigación sobre el origen y la vida de la artista, realizado por Antonio Sorich.

"La otra Lola Mora" integra la serie de documentales "Tierra Firme", que está compuesta por diez cortometrajes de 24 minutos de duración cada uno.

Los capítulos fueron grabados en las cinco provincias del Noroeste argentino, y en su realización se recorrieron más de 20.000 kilómetros.

Luego de obtener el Primer Premio a Programas Culturales para la Televisión, región Noroeste Argentino, el equipo dirigido por Alejandro Arroz obtuvo un subsidio del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) para la realización de "La otra Lola Mora".

El origen de Lola Mora

Mucho se dijo (y aún se dice) sobre el verdadero lugar de nacimiento de Dolores Mora.

Algunos historiadores afirman que la creadora de "La fuente de las nereidas" nació y fue bautizada en San Joaquín de Trancas (Tucumán).

Hoy en día, gracias a la investigación que desde hace más de 18 años viene realizando Antonio Sorich, se confirmó que su lugar de origen fue El Tala (departamento La Candelaria, Salta).

El día exacto de su nacimiento fue el 17 de noviembre de 1866, día en el que se celebra el "Día Nacional del Escultor".

También es cierto que se educó de niña en el Colegio del Huerto de Tucumán, institución en la que permaneció hasta realizar sus primeros trabajos pictóricos.

En Salta se dedicó a la minería y exploró alejados parajes de la Puna y en Jujuy hizo trabajos urbanísticos y emplazó sus exiliadas esculturas.

Su gran talento la llevó a Buenos Aires y más tarde a Roma (Italia), donde llegó becada por el gobierno argentino. La calidad de sus obras le dio fama en toda Europa.

Una vieja confusión que despertó el interés de Arroz. "‘La otra Lola Mora’ es el reflejo de lo que esta recordada mujer fue como escultora y de cómo intervino en cosas arriesgadas.

Este documental me permitió descubrir la vida de una persona muy apasionada, que entregó mucha energía a cosas que las mujeres no hacían, fue una adelantada de su época. Además, los especialistas coinciden en afirmar que fue una escultora estupenda y no en vano obtuvo tantos reconocimientos", definió Arroz.

Hacer un trabajo que testifique el verdadero origen de la primera escultora argentina demandó un año de investigación, en el que se lograron aportar nuevos datos al estudio de Sorich, a quien se le adjudica el mérito de haber probado el nacimiento de la reconocida artista en la localidad salteña.

Los realizadores recorrieron Salta, Jujuy y Tucumán buscando obras de Lola Mora, es decir el patrimonio escultórico que la artista dejó en el interior. También consultaron el Archivo General de la Nación, donde encontraron diez fotografías de la escultora tomadas en Salta.

El cortometraje obtuvo el premio UNO (1998) por su meritorio aporte a la cultura de Salta y el premio ATVC de la Asociación Argentina de Televisión por Cable al Mejor Programa de Documentales del País, en la máxima categoría (1999).

La redacción del guión de "La otra Lola Mora" estuvo a cargo de Arroz junto a Verónica Ardanaz, y la musicalización corrió por cuenta de "Pachula" Botelli y Aníbal Alfaro. Colaboraron en el trabajo Carlos Maita (Rosario de la Frontera) y Roberto Aguirre (Buenos Aires).

Fuente: Diario El Tribuno

Te puede interesar