“Me echaron como a un perro por tener VIH”

Sociedad 14/08/2015
Una mujer denunció que al enterarse que padecía la enfermedad, la Iglesia Evangelista a la que acudía les cerró las puertas. “Hasta quemaron el banco donde me sentaba,” dijo.

María realizó una grave denuncia contra una Iglesia Evangelista a la que asistía desde niña. Su hija y ella fueron echadas y no quisieron recibirlas más desde que se enteraron que padecen VIH. “Nos corrieron como un perro,” disparó.

“Yo llamé varias veces pidiendo por favor que me ayuden con mi hija y me dijeron que no puedo pisar más la iglesia porque esa enfermedad no tiene perdón de Dios,” contó, entre lágrimas, la mujer. 

El resto de su familia, quien también acude al mismo templo, también la rechaza y no quieren ni siquiera hablar con ella. “Cuando escuchan mi voz en el teléfono me cortan,” expresó. 

La señora, conmovida y con mucho dolor por la discriminación que sufre, relató que hasta quemaron el banco donde se sentaba junto a su hija y su marido porque “había dejado virus.” 

Fuente: Canal 11

Te puede interesar