Cambio yo, Cambia Todo

Sociedad 13/08/2015
¿Sabías que vos podés cambiar tu mundo? Desde la Fundación Buenos Hábitos pensamos que todo es posible, que son las pequeñas acciones que se pueden convertir en grandes cambios.

¿Sabías que vos podés cambiar tu mundo? Si, tu mundo, ese que te rodea, en el que diariamente interactuás, en el que te movés, en donde está tu familia, tus amigos, tus compañeros de escuela o de trabajo, donde pasás tus momentos. Sí, ese es el mundo que vos podés cambiar y que a partir de ese cambio del que vos serás el gran protagonista, indirectamente estás cambiando el mundo de todos.

Es común escuchar que las personas quieren cambiar el mundo, y puede parecer un poco utópico, pero desde la Fundación Buenos Hábitos pensamos que todo es posible. Pensamos que son las pequeñas acciones que luego se irán repitiendo las que se pueden convertir en grandes cambios. Es conocido incluso el proverbio chino que afirma que "el aleteo de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo o puede causar un Tsunami”.

Es por ello que creemos que todas las personas pueden realizar un cambio, y en base a ello es que te invitamos que vos seas el protagonista de ese cambio. Pensar en cómo te gustaría en que sean las cosas es un buen comienzo, por ejemplo, tener una ciudad más limpia, que las personas sean más educadas, o más cordiales, que no exista tanta contaminación o en que respetemos el pensamiento de los demás. ¡Cualquier cosa que desees cambiar es posible!. Y si ya tenés en mente ese pequeño cambio que te gustaría hacer lo segundo es convencerte a vos mismo el por qué es necesario ese cambio.

Nuestra mente funciona de ese modo, tiene que tener razones firmes para llevar adelante una idea debido a que cuando cualquier detalle, persona o complicación que nos quiera disuadir, nos remontemos a pensar nuevamente el por qué queremos cambiar. Y lo único que faltaría sería la acción. Y ahí es donde comienza tu pequeño aleteo, en la acción. Como una pequeña mariposa que aletea combatiendo el viento, el espacio, el universo, así estarás. Y te veremos día a día siendo muy cordial al saludar, o separando residuos, o poniéndote el cinturón cuando estás en un automóvil. El cambio ya lo comenzaste y verás como con tu repetición diaria contagiarás ese buen hábito al resto de quienes te rodea. Así un día, te darás cuenta que ya fuiste protagonista del cambio, que ya aportaste tu granito de arena. Ahora te invitamos a soñar y que te imagines todo lo que te gustaría cambiar, porque el tamaño o el alcance también dependerá de vos y de tus ganas de imaginar!

Fuente: Parte de prensa

Te puede interesar