Salvar una vida: una nueva historia de efectivos del 911

Sociedad 13/08/2015
En la jornada de ayer, el Sistema de Emergencias llegó a Barrio Justicia tras la alerta desesperada de una madre. Su hijo no respiraba y estaba morado. Efectivos policiales lograron reanimarlo.

Un nuevo caso que conmueve a la sociedad nos ubica en Barrio Justicia, en la casa de una mujer de 34 años quien, en la noche de ayer, pidió auxilio de manera desesperada. Su hijo no respiraba y empezó a ponerse morado. Ante la situación, la mujer alertó al Sistema de Emergencias 911.

El Sargento Hugo Morato relató lo que él, junto a sus compañeros, vivieron al llevar adelante este operativo, que terminaría salvando la vida del menor. “Anoche recibimos la alerta por una criatura que estaba sin respirar en Barrio Justicia, por lo que dos móviles acudieron al lugar. Si bien pidieron un móvil, enviamos dos unidades con 7 personas para afrontar la situación”, expresó el Sargento.

En el momento en el que llegaron, los efectivos policiales confirmaron lo que se había anticipado en la llamada: un bebé de un año y dos meses corría riesgo de perder la vida por asfixia. “Cuando llegamos, el menor no estaba respirando, por lo que se intentó reanimarlo. Un compañero le practicó Reanimación Cardiopulmonar, pero no daba resultados. Al ver que no reaccionaba se lo subió al móvil a él y a la familia. Gracias a la sirena, los dos móviles nos fuimos abriendo paso en las calles. Mientras, ya se había pedido la ambulancia con la que pusimos como punto de encuentro el centro de salud de Barrio Solidaridad”, relató Hugo. En el camino hacia el Centro de Salud Número 61, los efectivos continuaron en su tarea de reanimación para salvar la vida del menor. “En el camino se logró que el bebé vomitara. Volvió a respirar y llegó a la salita llorando. En la salita lo revisaron hasta que llegó la ambulancia pero con más tranquilidad porque ya había liberado las vías respiratorias”, añadió el Sargento.

Luego de esta situación límite, los efectivos celebraron el desenlace. Al respecto, Morato decidió concluir explicando que las tareas de rescate, cada efectivo debe mantener la calma para poder sobrellevar los operativos donde corren riesgo la vida de las personas. “La mayoría tenemos hijos, no podemos ponernos en ese momento en ese lugar. Hay que ponerse frío. Ayer, cuando vimos que el bebé estaba bien, recién surgieron las emociones. Nos felicitamos entre todos, los que lo trasladaron, los que contuvimos a la familia, pero en esos momentos hay que mantener la calma”, concluyó Hugo Morato.

Fuente: Radio Vos 90,1 MHZ

Te puede interesar