Femicidio en Pichanal: “Reventó a mi hija a palos”

Justicia 26 de diciembre de 2017
Romina Agüero murió producto de una hemorragia intracraneal tras ser brutalmente golpeada por su novio hace 10 días. Su madre pide justicia y que le garanticen el resguardo de las pruebas y peritajes.
Romina
Romina

Siento la obligación moral de salir a las calles pidiendo justicia por mi hija, por mi nieto; por las chicas de Pichanal que sufren violencia y no la denuncian”, dijo a InformateSalta Elizabeth Agüero, madre de Romina, la joven de 27 años que fue encontrada sin vida en el baño de su casa hace 10 días. Su novio, Jair Barro Rodríguez está detenido.

Mientras la fiscalía investiga un homicidio agravado por el vínculo y el género. La mujer contó los terribles momentos que vivió.  “Me la reventó a palos”, dijo. Llena de dudas contó que Romina estuvo ese domingo hasta las 1:45 en las casa de sus abuelos, cuando Jair la fue a buscar.

Romina Agüero

A las 6:30 tenía una llamada perdida del teléfono de él. Ahora pienso que mi hija a esas horas ya estaba muerta. Después entendí que confundió mi número con el de mi mamá. Yo vivo en un pueblo en el interior de Formosa. Al ver las llamadas perdidas le mandé un whatsapp pero no me contestó. No tenía crédito para llamarlo y recién a las 9 me volvió a llamar. Me dijo que Romina estaba mal, que la lleve al hospital. Le dije que estaba lejos y me cortó”, esa fue la primera y única vez que habló con él.

Los abuelos y hermano de Romina fueron a buscarla, la encontraron inconsciente en el baño. Su hermano recató a su bebé de nueve meses y su abuelo la llevó al hospital. A las 17 su madre llegó a la morgue de Orán. “La revisé, estaba toda golpeada, tenía hematomas terribles en distintas partes del cuerpo. Los médicos me dijeron que algunos eran de hace siete días. Politraumatismos, cortes, escoriaciones en los brazos, en los pies, muchos eran muy localizados. Ella se defendió todo lo que pudo”, relató.

Contó que la joven madre era independiente, vendía ropa por Facebook y cobraba la Asignación Universal por Hijo (AUH). Su relación con el único acusado era reciente, se habían mudado juntos hacía seis meses. “Ella se había llevado muchas cosas de la casa de mis padres, donde vivía antes, para estar más cómoda. No dependía económicamente de él”.

Aclaró que Romina no sufría epilepsia como deslizaron algunos medios. “Esa una chica sana, tuvo un bebé hace nueve meses, murió por múltiples traumatismos de cráneo y hemorragia intracraneal”.

Sus amigos crearon un grupo de whatsapp donde ella tomó la posta y organizaron marchas pidiendo que la justicia investigue y proteja todas las pruebas. “La casa donde la mató sigue cerrada, no pude sacar las cosas de mi hija, me dicen que incluso están esperando la llegada de nuevos peritos, pero los vecinos dicen que los colombianos entran y salen de la casa. Quiero que me garanticen que los peritajes estén correctos”, finalizó.

 

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar

Sorteo