Historias de Navidad: Los deseos de Mariana, Sergio, Josefina e Ikel para nochebuena

Sociedad 20 de diciembre de 2018
Vive hoy con 4 hijos en una casilla en La Caldera, esperando que alguna vez la suerte llame a su puerta y la vida de sus hijos sea mejor. A pesar de las necesidades, sus hijos piden sus regalos de Navidad que espera de alguna manera poderles conceder.
casilla1

Mariana tiene 36 años y desde que fue mamá soltera hace 18 años la tuvo que pelear. A pesar de su juventud siempre contó con la ayuda de su mamá a la que perdió hace un año. Casada con el padre de sus 3 hijos más pequeños Sergio, Josefina e Ikel, la vida tampoco le fue fácil. Menos aún cuando este la dejó y se radicó en Mendoza desde donde poco se acuerda de sus hijos: Sergio, Josefina, e Ikel.

“Son 4 años que se fue a Mendoza, se fue con la idea de buscar un trabajo porque decía que acá no hay trabajo, que se iba a buscar un futuro mejor para nosotros. Fui a Mendoza dos veces, lo vi en cosas raras y ahora esta juntado con otra mujer y me dejó sola con mis hijos” lamentó.

“La justicia le dio lo mínimo que me puede pasar, por los tres, $ 3000,  pero cuando el se acuerda, pasan 2 meses a veces y mis hijos comen día a día” reprochó.

navidad1



La mamá vive en esta casilla de madera desde que se casó, solo tiene dos habitaciones una que funciona de cocina-comedor y cuarto de su hijo mayor y otra de material y chapa en la que se acobijan los tres menores junto a ella.

Esta Navidad pasará la noche buena en la casa de una vecina que la invitó junto a sus hijos, que  escribieron su cartita a Papa Noel y esperan el regalito. La pequeña de 8 años quiere un cochecito para su muñeca, el nene de 9 le pidió una tablet y el nene de 4 años un autito de Cars o muñequito de Dragon Ball Z.

“Ellos tienen esa ilusión de Papa Noel, los Reyes y siempre la que se acordaba era mi mamá”.

En tanto Mariana quisiera que esta Navidad le traiga el regalo de poder tener un baño donde sus hijos hagan sus necesidades y se higienicen dignamente. Además de algún trabajo que le permita estar con sus pequeños. Trabajó cuidando personas y algunas actividades en la Municipalidad. Un colchón de una plaza para que puedan usar la cucheta que tiene y no dormir dos menores en una misma cama.

“Me gustaría hablarle al Intendente aunque sea para barrer la calle, una plaza, no me importa el trabajo, yo le voy a pedir” contó. 

navidad2



Su hijo Crístian, de 18 años la ayuda, pero él está en la UNSA, quiere que siga estudiando. Ella se siente orgullosa por las aspiraciones de su hijo a pesar de las adversidades “Este año está en la UNSA a pesar de todo lo que yo vivo, y para el año va seguir, a veces no tenía ni zapatillas o ropa formal para ir, pero él siempre fue. Me siento muy orgullosa de él”.

casilla3


Si querés ayudar a Mariana y a sus hijos,
podés comunicarte al 387 585-9399 (Mariana) o a nuestra redacción 387 408-3394 (InformateSalta).

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar