El cordobés que quiso adoptar a los abuelos abandonados los visitó y les llevó ropa y alimentos

Nacional 25 de junio de 2019
Hilda y Hugo se transformaron en los protagonistas de miles y miles de muestras de solidaridadpor parte de distintas personas de toda la Argentina que no sólo buscaban darles una mano sino también “adoptarlos”.
56585972_337133043607015_3709850500967956480_n

Hace poco más de un mes, el país se conmovía con la historia de una pareja de abuelos que fue abandonada en un bar de Rosario por parte de uno de sus hijos porque no tenía manera de mantenerlos o ayudarlos.

Hilda y Hugo se transformaron en los protagonistas de miles y miles de muestras de solidaridadpor parte de distintas personas de toda la Argentina que no sólo buscaban darles una mano sino también “adoptarlos”.

Ellos son de Rosario y entre las personas que querían llevarlos a su casa estaba el cordobés Juan Pablo Rodríguez, creador de la Fundación Un Tatuaje por una Sonrisa.

Pese a que la pareja fue finalmente llevada a casa de otro de sus hijos, Juan Pablo se quedó con las ganas de conocerlos, y este fin de semana viajó a Rosario para concretar ese anhelo pero también ayudarlos con alimentos y ropa.

Juan Pablo Rodríguez, de la Fundación Un Tatuaje por una Sonrisa, visitó a los abuelos rosarinos que fueron abandonados.

Este lunes, en el muro en Facebook de la Fundación contó toda la experiencia y el sueño particular que tienen Hilda y Hugo, viajar algún día para conocer la ciudad de Capilla del Monte.

Hoy por fin pude conocer a los abuelos, Hilda y Hugo, viajamos a Rosario junto a Guille y Julito, anoche repartimos comida en la calle y nos acostamos muy tarde, nos levantamos 6 de la mañana, partimos rumbo a rosario , nos comimos una multa por 7 kilómetros de exceso de velocidad, pero todo valió la pena desde el momento en que se abrió la puerta de la casa de Raúl (otro de los hijo de los abuelos) y allí estaban los dos viejos sentados, tristes y alegres a la vez por la visita de nosotros aunque sin conocernos nos abrazaron de entrada.

Juan Pablo Rodríguez, de la Fundación Un Tatuaje por una Sonrisa, visitó a los abuelos rosarinos que fueron abandonados.

Podría estar escribiendo durante muchas horas de este viaje , pero por lo contrario no voy a escribir nada más, solo los invito a que entren a la página de la fundscion Fundación Un Tatuaje Por Una Sonrisa y vean el video en vivo que hicimos conversando con ellos.

Solo les voy a agregar que ellos únicamente necesitan y desean reubicarse , que el estado u obra social PAMI los ubique en un geriátrico con atenciones mínimas, no necesitan ni ropa ni nada, solo quieren y desean reubicarse y poder terminar sus vidas dignamente. Ojalá algún responsable se haga eco de este pedido.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar