Nutricionistas advierten sobre los riesgos de la comercialización de proteínas en gimnasios

Salud 05 de agosto de 2019
La obsesión por tonificar el cuerpo y tener los músculos de Thor lleva a muchas personas a consumir suplementos proteicos de manera irresponsable, ocasionando problemas en el organismo. La comercialización de estos productos en los gimnasios está en tela de juicio.
gimnasios proteínas
¿Son peligrosos los suplementos vitamínicos?

Son muchos los gimnasios donde es posible ver a personas que pasan horas y horas levantando pesas para que crezcan los músculos y lucirlos voluptuosos en el verano. A veces no alcanza sólo con la actividad física, sino que buscan, a través de suplementos alimenticios, aumentar la masa muscular y tonificar el cuerpo.

El polvo mágico, que se consume en batidos de proteínas, es comercializado en muchos gimnasios de la ciudad, sin embargo, el consumo irresponsable puede causar problemas en la salud. Es por esto que desde el Colegio de graduados en Nutrición de Salta, buscan advertir sobre los riesgos y desalentar la venta de proteínas en los gimnasios.

batidos de proteinas

“Nos reunimos con el director de la escuela de educación física y firmamos un convenio. Estamos muy preocupados porque están utilizando estos suplementos de manera irresponsable y es muy peligroso. Hay que advertir a la población que si no están bien indicados, pueden provocar daños en el organismo”, manifestó María Isabel Loza, presidenta del colegio.

La especialista sostuvo que puede producirse alguna patología renal por un exceso de proteínas, también deshidratación: “Puede ser que la persona tenga una patología cardíaca de base, por eso es muy importante tener un certificado médico cuando se va al gimnasio, porque puede generar dificultades mayores. Los suplementos contienen proteínas, hidratos de carbono, grasas, pero deben ser complementarios a una alimentación correcta y consumidos responsablemente”.

proteinas mujer

Los batidos de proteína se presentan en forma de polvos que se disuelven en líquidos que pueden ser agua, leche, jugos, etc.  Son productos de venta libre, pero debe ser consumido en su justa medida de acuerdo a la indicación de un especialista, preferentemente un nutricionista.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar