Usó un conocido acondicionador y se llevó el disgusto de su vida

Medios 05 de agosto de 2019
La mujer detalló que aquel producto manipulado fue el responsable de que a su hija se le cayeran trozos de cabello desde la primera vez que lo utilizó.
57457066_2353992564664799_1518375727748087808_n

Hay veces en las que los artículos básicos que compramos en los supermercados no son exactamente lo que esperábamos. Sin embargo, son contados los casos en los que definitivamente el producto no era ni remotamente lo que deseábamos.

Tal fue el caso de la estadounidense Taffy Jo Timm, pues su hija Ashley pagó un alto precio por un acondicionador Pantene que adquirió en una sucursal de Walmart en Wisconsin, EEUU. 

"Atención, todos aquellos que suelen comprar en el nuevo Walmart de Richmond deben tener en cuenta lo siguiente: mi hija compró un acondicionador que venía mezclado con crema depilatoria Nair", escribió la madre en su perfil de Facebook.

La mujer detalló que aquel producto manipulado fue el responsable de que a su hija se le cayeran trozos de cabello desde la primera vez que lo utilizó.

Jo Timm explicó que el producto ni siquiera era del color que se mostraba en la foto (blanco), sino de un color "entre rosado y grisáceo".

Tal fue la conmoción que la familia incluso denunció lo ocurrido ante la policía. "Las autoridades ya están revisando las cámaras del lugar para ver si alguien jugó una broma de pésimo gusto", aseguró la mujer en su Facebook.

La publicación fue compartida más de 70.000 veces solo en Facebook. Esto inspiró a la familia a crear una convocatoria en la página GoFundMe para que Ashley, como se llama su hija, pueda reparar el daño que le ocasionó el misterioso producto que contenía el bote de Pantene Pro-V Sheer Volume.

Después de que su cabello comenzó a salir de nuevo, Ashley visitó el hospital para que revisaran las partes irritadas y rojas en su cabeza. También visitó un salón de belleza para que le cubrieran los agujeros con extensiones.

Sin embargo, en el salón le informaron que su cabello y cuero cabelludo estaban demasiado dañados para que las extensiones funcionaran. "El cabello de Ashley se sigue cayendo y su cuero cabelludo todavía está irritado", explicó la madre en la publicación de GoFundMe.

"Su única opción en este punto es afeitarse la cabeza. El cabello es parte de nuestra identidad personal y tener que perderlo todo sin expectativas ni opciones es una experiencia increíblemente traumática", lamentó la mujer.

El dinero recaudado de la página GoFundMe se destinará a comprar pelucas para Ashley y para cubrir los gastos médicos derivados del daño que le produjo el acondicionador manipulado.

La familia también imploró a otros que usaran la publicación como advertencia. "Revisen siempre sus productos. No importa dónde los hayan obtenido, ya no se puede confiar en nada", escribió la joven Ashley en sus redes sociales.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar