Un paseo hacia la Puna Salteña

Turismo 14 de septiembre de 2019
Parte 4: El cono de Arita: “La pirámide natural más perfecta del mundo”
image4

Ya en el último tramo de mi viaje por la Puna Salteña, amanecimos muy temprano para adentrarnos en el Salar de Arizaro. Cualquier intento que haga por transmitirles lo imponente de este lugar, va a ser poco. Podría empezar por contarles los datos hitóricos: Arizaro proviene de la lengua extinta “Kunza” (o atacameño) y significa “dormidero del cóndor”, y esto es así porque antiguamente el salar era la ruta que se utilizaba para el comercio de animales con Chile. Pero no todos lograban cruzar y el ganado muerto se convertía en el alimento de los cóndores que en muy poco tiempo comenzaron a proliferar en la zona.

Su superficie es de casi 1600 km2, sobrepasando ampliamente los 212 km2 de las Salinas Grandes, y su origen no es oceánico sino volcánico. El salar es producto de la evaporación de aguas saladas continentales proveniente de volcanes. Además, cabe destacar que toda la zona es muy rica en sal y en metales de gran valor económico en la actualidad como por ejemplo el litio, lo cual hace que muchas mineras se hayan instalado en la zona y que estén trabajando activamente.

image1

En la zona sur de esta inmensidad de sal, se erige El Cono de Arita, que injustamente a mi parecer, acaba de perder el concurso que tenía como “premio” formar parte de las 7 maravillas de Argentina. Al llegar al lugar nada es lo que parece. Más majestuoso que en la imaginación, rodeado de energía que parece condensarse, la primera impresión al llegar es que el cono se encuentra a no más de 200 metros de la ruta, pero la realidad es que hay que desplazarse casi 1000. Otra de las ilusiones ópticas que se generan en el lugar, es que al parecer hay personas caminando alrededor de su base, pero esto también es falso. Son solo rocas de gran tamaño que emulan formas humanas a la distancia.

image2


Dueño de cientos de mitos, formado por lava negra y sal, el cono debe su nombre a la voz Aymará “arita” que significa punzante o filoso. Para varias civilizaciones fue un dios, y para tantas otras como para nosotros, un misterio. Si bien hay varias hipótesis sobre su formación, no se puede asegurar que alguna sea la correcta. Los invito a adentrarse en este mar de sal y a imaginar su propia historia, que seguro los va a dejar tan fascinados como a mi.

Este es el fin de mi viaje, y espero que el principio del suyo, que fue posible gracias a Emilia de Turismo responsable Salta, una agencia especializada en turismo alternativo, con oficinas en Santa Fé 90 en la ciudad de Salta; y a Gonzalo Zanassi, guía especializado en alta montaña . Acá su página oficial, para que vean todas las propuestas que tienen para conocer de una manera diferente el norte argentino. www.tures.tur.ar

image5

Por Agostina Nievas para InformateSalta.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar