Chile: Sebastián Piñera suspendió el aumento del subte, pero decretan toque de queda

Internacionales 19 de octubre de 2019
El presidente dio marcha atrás con la medida luego de las violentas protestas en Santiago que vandalizaron 78 estaciones de metro, quemaron buses y edificios públicos.
chile

Colectivos quemados, enfrentamientos entre manifestantes y carabineros, cacerolazos en las esquinas y el retorno de militares a las calles para controlar los espacios públicos marcaron este sábado en Santiago de Chile, lo que forzó al presidente, Sebastián Piñera, a anunciar la suspensión del aumento de las tarifas del subte que desataron la escalada de protestas, pero luego el Ejército decretó un toque de queda en Santiago y Chacabuco.

Luego de que el presidente resolviera decretar el estado de emergencia para sofocar las protestas por el aumento de los pasajes del subterráneo, y de anunciar a primera hora de la tarde que tenía en estudio un plan para atenuar el impacto del aumento del pasaje en los sectores más necesitados, el mandatario anunció pasadas las 18 que el aumento quedaba suspendido.

"He escuchado con humildad la voz de mis compatriotas, y no tendré miedo en seguir escuchando. Vamos a suspender el alza de los pasajes del Metro, lo que requerirá la aprobación de una ley", dijo el mandatario en el párrafo más nidal de una declaración emitida desde el gubernamental Palacio de La Moneda.

"La primera prioridad de nuestro Gobierno es asegurar el orden público. Todos los ciudadanos tienen derecho a manifestarse pacíficamente. Pero nadie tiene derecho a actuar con la violencia brutal de los que han incendiado 78 estaciones de metro", dijo Piñera en su declaración.

"Es contra esos delincuentes, y no contra los compatriotas que se manifiestan pacíficamente, que hemos invocado la Ley de Seguridad del Estado", agregó.

Poco después de este anuncio de Piñera, a última hora de la tarde el jefe de Defensa Nacional, general Javier Iturriaga, anunció un toque de queda entre las 22 de hoy y las 7 de mañana en las provincias de Santiago y Chacabuco, avalado por el estado de excepción decretado en la madrugada de hoy por Piñera.

"He tomado la decisión de decretar la suspensión de libertad de desplazamiento a través de un toque de total en las provincias de Santiago y Chacabuco", dijo el militar en una breve declaración.

La medida comprende "restricción de libertades" y "establece que las personas deben estar en sus hogares y los que necesiten deben pedir salvoconducto" para desplazarse.

"Este documento los faculta para desplazarse y es el que será solicitado por la fuera pública. El control lo hace Carabineros y la PDI (Policía de Investigaciones)", agregó Iturriaga, quien pidió a los medios que difundan la puesta en marcha de la medida, que fue avalada con un comunicado oficial del Ejército de Chile.

Unas horas más temprano, la intendenta de la Región Metropolitana de Santiago de Chile, Karla Rubilar, informó que fue suspendido el servicio de la totalidad de la red de transporte público de Santiago, Transantiago.

"Hemos tenido eventos de violencia hoy día que han generado disturbios en varios sectores de la capital y que nos han obligado a tener que sacar el transporte público de las calles porque no pueden transitar y obviamente por razones de seguridad también", indicó Rubilar.

En esta jornada se registró la quema de al menos tres colectivos y enfrentamientos de manifestantes con fuerzas de seguridad en varios puntos de la capital chilena.

La participación de efectivos militares en la recuperación de los espacios públicos fue reflejada por el canal de TV Chilevisión con una placa que remite a épocas lejanas: "Militares toman el control de Plaza Italia".

Las protestas comenzaron el lunes y fueron creciendo hasta llegar este viernes a su punto más caliente en rechazo al aumento de los pasaje en subte, que encendió la mecha del descontento general de una parte de la sociedad por las desigualdad del país.

Las protestas también se registraron en Coyhaique, Valparaíso Temuco y Concepción, entre otras ciudades, según informó Radio Universidad de Chile.

Además del estado de emergencia, el gobierno del conservador Piñera invocó la ley de seguridad del Estado, una legislación que regula los delitos contra la seguridad interior del país y que endurece las penas.

En total 41 de las estaciones que conforman el sistema Metro de Santiago sufrieron daños en distintos niveles: molinetes, boleterías, escaleras mecánicas y hasta elevadores quedaron destrozados.

Por su parte el Jefe de Zona Metropolitana, José Rivera Aedo anunció el balance de heridos y daños tras las manifestaciones de este viernes: 308 detenciones civiles como consecuencia de las manifestaciones; 156 funcionarios de Carabineros heridos, 5 de ellos de gravedad; 24 civiles lesionados, según cifras del Ministerio de Salud, algunos con impactos de bala; y cerca de 49 vehículos policiales dañados.

Se informó que hay 16 colectivos dañados, de los cuales 6 fueron totalmente calcinados en la Rotonda Grecia, afectando la circulación de la avenida que une a las comunas de Ñuñoa y Peñalolén.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar