Caos en Chile: saqueos, incendio de supermercados y violencia extrema pese al toque de queda

Internacionales 19 de octubre de 2019
Cientos de personas irrumpen en las principales tiendas del centro de Santiago. Cánaras registraron saqueos en tiendas Ripley y Falabella, entre otros. Intentaron quemar una sede del diario El Mercurio.
SAQUEO

Las violentas protestas continuaban este sábado en Chile pese al toque de queda que estableció el presidente, Sebastián Piñera, luego de anunciar que dio marcha atrás con el aumento de los subtes que desató las manifestaciones.

Incluso, en Santiago de Chile algunos grupos de manifestantes perpetraban saqueos, incendiaban supermercados y medios de transporte y volvían a protagonizar enfrentamientos con la policía local.

El toque de queda comenzó a regir desde las 22 (hora local), aunque se agravaron los incidentes en distintos puntos de la capital. "He escuchado con humildad y mucha atención la voz de la gente y no tendré miedo a seguir haciéndolo, porque así se construyen las democracias", manifestó Piñera.

Sin embargo, su anuncio coincidió con el recrudecimiento de los incidentes con saqueos y destrucción de edificios institucionales -como la Cámara de Comercio de Santiago, en pleno centro de la ciudad- fogatas, barricadas con material acelerante del fuego, según consignó la agencia Ansa.
Una jornada de violencia extrema

Los chilenos desafiaron el estado de emergencia y volvieron a las calles de Santiago este sábado con nuevos choques con la Policía en varios puntos de la capital, incendios de colectivos y cacerolazos.

?El gobierno decretó el "estado de emergencia" debido a los enormes incidentes del viernes que estallaron en rechazo al aumento del boleto del subterráneo. Grupos de jóvenes destruyeron los molinetes, incendiaron automóviles e incluso un edificio el viernes.

Este sábado, lo que comenzó con un "cacerolazo" popular, con miles de familias haciendo sonar ollas y sartenes, derivó en enfrentamientos entre encapuchados y las fuerzas especiales de la Policía y militares en varios puntos de Santiago, como la céntrica Plaza Italia, el frontis de la casa de Gobierno, la plaza de armas de Maipú y en algunos sectores de la comuna de Puente Alto, constató la AFP.

En la comuna de La Florida, la gente fue con su familia y mascotas a hacer sonar sus cacerolas en la estación Trinidad, que ayer viernes resultó dañada en medio de las manifestaciones que dejaron 41 estaciones destrozadas.

En la plaza Brasil, una gran cantidad de jóvenes también se manifestó a los gritos de "El pueblo unido, jamás será vencido".

Para algunos, el alza del pasaje del Metro fue la gota que rebalsó el vaso de la indignación ante una suma de abusos que acusan los ciudadanos: alza de la luz, demoras en el pago de licencias médicas, bajo sueldos, míseras pensiones, sin que la autoridad ofrezca una respuesta concreta y real.

Te puede interesar