Un bebé despierta del coma y ríe al ver a su papá: la historia detrás de la foto más conmovedora

Medios 28 de octubre de 2019
Con la foto se visualizó también la dolorosa y a la vez esperanzadora historia que viven Michael y su familia.
bebe

Para un papá y una mamá pocas cosas son tan gratificantes como la sonrisa de su bebé. Por eso, cuando Michael, de apenas 14 semanas, se despertó de un coma de 5 días, llenó los corazones golpeados de sus padres por partida doble: primero, por haber podido abrir los ojos; luego por regalarles una sonrisa que jamás olvidarán.

La foto del pequeño mostrándole sus encías a su papá se hizo viral. "Es un momento que atesoraré con cada centímetro de mi corazón", dijo Emma Labuschagne, la madre de Michael, a CNN. "Para ser honesta, tiene que ser el momento más feliz de mi vida. Es un milagro viviente, y nunca nos hemos sentido tan orgullosos de él", agregó.

Con la foto se visualizó también la dolorosa y a la vez esperanzadora historia que viven Michael y su familia.

Los padres Emma y Stuart Labuschagne contaron a CNN que estaban horrorizados cuando descubrieron que su bebé había dejado de respirar en las primeras horas del 16 de marzo. Michael sufrió un paro cardíaco en su casa, y los paramédicos le dieron una descarga con un desfibrilador y le inyectaron adrenalina para estabilizar su ritmo cardíaco.

Cuando llegaron al hospital, pusieron a Michael en un coma inducido médicamente para proteger su cerebro de daños mayores.

Luego llegaría un desgarrador diagnóstico: un fibroma cardíaco, un tumor de unos 5 centímetros que puede bloquear el flujo sanguíneo al corazón de un niño. Se trata de un tumor enorme comparado con el pequeño corazón de un bebé, que es del tamaño de su puño.

Los médicos le dijeron a los Labuschagnes, que tienen otros dos hijos y viven en el Reino Unido, que la condición de Michael es tan rara que ningún cirujano en el país tiene la experiencia para extirpar ese tumor.

Allí fue que a Emma le dieron dos opciones: o esperar en la fila para un trasplante de corazón o buscar un cirujano fuera del país.

Fue entonces cuando se enteraron del Boston Children’s Hospital, una institución estadounidense cuyo Programa de Tumores Cardíacos cuenta con una tasa de supervivencia del 100% en los últimos 10 años.

"Investigamos el hospital y específicamente a los cirujanos cardíacos, el Dr. (Pedro) del Nido y el Dr. (Tal) Geva", dijo Emma a CNN. "Tienen una tasa de éxito del 100% y una reputación excepcional. Desde ese momento supimos que teníamos que intentar hacer este viaje".


Pero el viaje no será para nada barato. Según la mamá, la cotización del hospital para la cirugía es de unos 147.000 dólares y eso no incluye otros gastos como viajes, días de trabajo perdidos y costos de recuperación.

Pese a eso, los Labuschagnes dicen que están decididos a darle a Michael el tratamiento que necesita, sin importar el costo.

"Cuando recibimos una respuesta de Boston confirmando que sería un buen candidato para la cirugía, no importaba el costo", dijo Emma. "Pagaríamos cualquier cantidad de dinero para salvar la vida de nuestro hijo", agregó. Tan pronto como recibieron el presupuesto del hospital, abrieron una cuenta GoFundMe para recaudar fondos para la cirugía.

Y la respuesta del público fue abrumadora: en poco tiempo ya juntaron 212.700 dólares, contando con la ayuda de famosos como el ex futbolista y actual entrenador inglés Harry Redknapp, quien hizo un video en sus redes sociales para Michael.

"Hemos recibido buenos deseos y donaciones de todo el mundo. Estamos increíblemente agradecidos", afirmó.

Ahora, el pequeño Michael tiene un desfibrilador interno y un marcapasos para apoyar su corazón. La mamá le dijo a CNN que su medicamento debe administrarse cuatro veces al día y a menudo causa efectos secundarios como dolores de estómago, diarrea y sensibilidad en la piel que le impiden salir al sol.

La familia espera viajar a los Estados Unidos para la cirugía en abril. Por ahora, están disfrutando de su tiempo con el bebé y tratando de conciliar sus vidas con sus necesidades médicas.

"Al mirarlo, es como cualquier otro bebé", dijo Emma. "Siempre está sonriendo y sonriendo ampliamente. Sus hermanos mayores lo adoran y es un personaje fuerte en nuestra familia. Estamos muy agradecidos por él, incluso con sus problemas médicos", finalizó.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar