Un matrimonio salteño espera las “almas” de sus seres queridos con un tradicional ritual

Sociedad 01 de noviembre de 2019
Rafaela Gaspar y Severo Báez festejan el día de los Santos y los Fieles Difuntos con un altar en honor a sus familiares que ya partieron de esta tierra. Preparan comida y oraciones para vivir un día junto a ellos.
familia baez
Fotos: El Tribuno

Con un escenario muy similar a la película Coco, que muestra como los mexicanos festejan cada 1º de noviembre el día de los Santos y el 2 el día de los Fieles Difuntos, la familia Báez en Salta espera la llegada de las “almas” de sus seres queridos que ya descansan en paz.

Severo Báez, presidente del Centro de Residentes Vallistas y Puneños y su esposa, Rafaela Gaspar, preparan un altar dedicado a sus familiares que partieron de este mundo. Según cuenta la tradición, el primer día de noviembre de cada año, a las 13, sus almas descienden a la tierra y se quedan un día para compartir con ellos.

“Para mi hacer estas cosas junto a mi señora es algo lindo, es nuestra tradición, nuestra costumbre y decir que aquí estamos presentes con nuestros ancestros que están allá en el cielo y que según nuestra creencia, ellos vienen hoy, algunos más tempranos, otros más tarde. Nosotros hacemos lo mismo,” contó a Somos Salta el propio Severo.

Rafaela, por su parte, se mostró muy contentas de poder recibirlas un año más y de detalló que preparó, simbólicamente, panes en forma de escalera para que puedan “bajar del cielo”. También colocó masa con formas masculinas y femeninas que representan a cada uno de ellos y puso cruces para rezarles.

Además, cocinó las comidas típicas y fabricó coronas de flores de papel que varían según si el fallecido es un niño, un joven o una persona adulta. A todos ellos, les rezarán a las 20 horas, en el Pje. Echenique 1074, Villa Primavera, con entrada libre a todas las personas que quieran participar de la celebración.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar