Alertan sobre un intento de llevarse a seis escolares de un paraje de Anta

Interior 03 de noviembre de 2019
Una fuente de El Quebrachal dijo que la noticia es pública, pero no hay datos. Audios y algunas precisiones de las familias de los chicos se hicieron públicos.
anta

Mujeres que habitan un paraje distante a unos 35 kilómetros de la localidad anteña de El Quebrachal hicieron público en los últimos días una situación de vulnerabilidad de los menores que asisten a una escuela cercana al paraje que denominaron Sauce Bajada.

Una de las afligidas mamá se comunicó con nuestro medio a través de un familiar que habita en esta capital para denunciar que días pasados seis niños o niñas en edad escolar fueron víctimas de un intento de robo o secuestro por parte de desconocidos, que los quisieron hacer subir a un automóvil o camioneta.

La mujer denunciante aseguró que una de las chicas más grandes, desconfiando de esas personas que ofrecían a las chicas golosinas y otras cositas, hizo que el grupo de seis huyera de los mismos, llegando a la casa de sus familiares casi llorando por la situación vivida.

La mujer consultada anoche aseguró que los padres de los niños se constituyeron en una sede policial de la zona de El Quebrachal para exponer lo que aconteció, pero la queja penal finalmente no le fue tomada porque, según dijeron, los policías exigían la presencia de las víctimas para poder corroborar lo denunciado o al menos tener certeza de lo realmente acontecido.

Esto cayó mal en la comunidad rural del paraje, donde habitan dispersas varias familias y algunos de sus integrantes, según dijeron, buscarían ayuda en la Municipalidad de El Quebrachal para ver si les pueden dar alguna forma de seguridad para los próximos días.

De todas maneras, en las redes sociales comenzaron a enviar mensajes sobre el hecho que desencadenó la queja de los habitantes rurales de esas latitudes pero que de ninguna manera pueden dar certeza de los hechos relatados allí. 

Sin embargo, en los textos lanzados o subidos a la web hablan claramente de un intento de robo o secuestro de seis menores en un paraje que denominan Sauce Bajada.

Consultada una fuente de la zona dijo que existe ese paraje y una escuela en su cercanía, y que sabía por comentarios de un suceso de esa naturaleza.

El lugar está a unos 35 kilómetros de El Quebrachal, dijo, hacia los límites con Santiago del Estero.

Nenas

En uno de los textos aportados una mujer (Claudia R.) dice en un texto que hombres (cinco) en horas de la tarde intentaron robar seis nenas que concurrían al establecimiento escolar.

Asegura el texto que las chicas pertenecen a una familia de apellido Luna y las restantes serían Maldonado.

La mujer confirma el hecho y agrega que sí hubo un pedido de ayuda a la policía y que la misma llegó a ese lugar varias horas después.

Tras tomar estado público estas conversaciones a nivel web la noticia se esparció por todo el territorio de la provincia, habida cuenta que el departamento Anta es uno de los que más personas desplazó hacia las ciudades cercanas de su jurisdicción como de otros departamentos de Salta cuando el boom agropecuario arrasó con la ganadería de subsistencia, con los puestos en medio el monte y luego con el monte mismo, dejando a cientos de familias desarraigadas que terminaron en los asentamientos de las grandes ciudades de Salta y a la vera de los terrenos del Ferrocarril Belgrano en los pueblos de Anta.

La denuncia formal, al parecer, no se terminó de conformar por las exigencias de la Policía, pero el pedido de una investigación de la fuerza ya no es potestad de las redes sociales sino que trascendió la órbita de la seguridad pública.

Una fuente anoche consultada dijo a El Tribuno que más allá de la veracidad o no de lo que denuncian los campesinos de esos parajes la realidad es que en el departamento la trata de personas y otros delitos conexos son y fueron un tema recurrente.

Además, la fuente dijo que el clima político tampoco ayuda y que la campaña política en la zona fue violenta, con algunos hechos que no tomaron estado público pero que sí existieron.

“Hay que investigar”, no hay otra reflexionó.

El último secuestro fue hace poco
Se trató de un hecho en esta capital. Hubo detenidos. 

En los primeros días de septiembre de 2019 se produjo un secuestro en nuestra capital.

La policía montó en aquella ocasión un operativo cerrojo que dio como resultado la captura de la banda completa que había intentado llevarse por la fuerza a una pareja de jóvenes en la zona sur de la capital. 

El delito se produjo en horas de la madrugada, a la 0.30, cuando un llamado alerto al Sistema de Emergencias 911, sobre el secuestro de un hombre y una mujer que habrían sido capturados por un grupo de personas en inmediaciones de una playa de estacionamiento de barrio Don Emilio.

El Centro de Coordinación Operativa dispuso recursos operativos e investigativos al lugar de los hechos.

En lapso de 4 horas el grupo de Investigadores del Sector 5A y B, ubico uno de los vehículos utilizados por los sospechosos en inmediaciones de avenida San Martín esquina Coronel Cornejo, y con colaboración del Grupo de Operaciones de Alto Riesgo interceptaron el rodado, liberaron a la damnificada, una joven de 24 años, y detuvieron a cuatro hombres a quienes le secuestraron dos armas de fuego.

En tanto, cerca de las 5.20 la segunda víctima, un joven de 25 años, fue liberado en inmediaciones del aeropuerto, fue hallado en buen estado de salud.

Luego hubo un allanamiento en el barrio San Silvestre y el caso quedó completamente esclarecido. El móvil del secuestro no fue informado.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar